Lucas Zelarayán, con un doblete, surgió como la gran figura en la final de la MLS Cup y lideró el triunfo por 3-0 que logró este sábado su equipo, el Columbus Crew, ante Seattle Sounders y se proclamó nuevo campeón de la MajornLeague Soccer.

El triunfo permitió al Crew conseguir su segundo título de la MLS Cup después que en el 2008, con el argentino Guillermo Barros Schelotto de gran líder, consiguió el primero al vencer 3-1 a los New York Red Bulls.

Esta vez, la gran figura fue Zelarayán, quien impuso su talento y clase en el centro del campo, además de ser el autor del primer gol que marcó al minuto 25 al rematar sobre la marcha de pierna izquierda el balón que se le colocó por debajo del cuerpo al arquero de los Sounders, Stefan Frei, después que lo había parado en primera instancia.

El gol fue el premio merecido al mayor dominio del Crew, que pudo haber estado ya antes con la ventaja en el marcador, y seis minutos más tarde, a los 31, dejaba sentenciado el partido con el 2-0, que marcaba el estadounidense Derrick Etienne tras recibir una gran asistencia de Zelarayán.

No se movería ya más el marcador en el transcurso de la primera parte, con un Crew en total control de todas las facetas del juego y unos Sounders FC, que defendían el título de campeones, sin ningún tipo de inspiración y aportación en el campo.

Las cosas cambiaron en la segunda parte con el Sounders FC más identificado con su juego ofensivo en el que comenzaba a destacar el uruguayo Nicolás Lodeiro, que tuvo la oportunidad en el minuto 70 de haber logrado el primer gol del equipo de Seattle, pero el balón se fue ligeramente desviado por la parte baja del poste derecho del marco defendido por el arquero holandés Eloy Room.

Luego sería el propio Room, quien metiese una mano milagrosa para evitar que el balón se colase por la escuadra derecha de su marco, y ahí estuvo la última oportunidad para los Sounders FC de haberse metido en el partido.

Porque al minuto 82 llegó la jugada decisiva que protagonizaron el joven centrocampista costarricense Luis Díaz, quien le puso un pase perfecto a Zelarayán para que de pierna izquierda saque un tiro perfecto que mandó el balón por toda la escuadra del marco defendido por Frei, que nada pudo hacer por evitar el sería el definitivo 3-0.

Mientras que Zelarayán, de 28 años, en su primera temporada en la MLS, se convertía en la gran figura del partido y el ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la gran final.

El entrenador del Crew, Caleb Porter, en su segundo año al frente del equipo, consiguió también su segundo título de campeón de la MLS, pero con un equipo diferente, después que ganó el primero con los Timbers de Portland.

Poter se une a Bruce Arena y al fallecido Sigi Schmid como los tres únicos entrenadores en la historia de la MLS que han logrado títulos de campeones con equipos diferentes.

Mientras que los Sounders FC se quedaron a las puertas de repetir título en lo que fue su cuarta Final de la MLS Cup en los últimos cinco años, con dos campeonatos en su haber tras haber ganado el primero en el 2016.