Una semana después de eliminar al Spezia en cuartos de final de la Coppa Italia con gol de Hirving Lozano, Napoli recibió al Atalanta en el juego de ida de semifinales. 


El ‘Chucky’ arrancó nuevamente como titular, armando una mancuerna ofensiva con Matteo Politano y Lorenzo Insigne.

Ambas escuadras salieron con sus escuadras ideales, buscando desequilibrar una paridad ejemplificada por sus respectivas posiciones en liga; Napoli es quinto, con 37 puntos, mientras que Atalanta es séptimo, con 36 unidades.

La primera y única opción ofensiva del primer tiempo fue a balón parado. Luis Muriel cobró un potente tiro libre que David Ospina logró desviar hacia tiro de esquina.

El segundo tiempo fue distinto.

Al 47’, Muriel dejó ir una oportunidad dorada de inaugurar el marcador. El delantero colombiano se encontró sin marca dentro del área local, pero Ospina salió con certeza y rapidez para negarle la opción de marcar.

Lorenzo Insigne tuvo que salir de cambio al minuto 69 por una lesión, lo que causó que el ‘Chucky’ se recorriera al lado izquierdo, que conoce a la perfección tras su paso por el PSV Eindhoven.

Los minutos del mexicano llegaron a su fin al 82’, cuando fue sustituido por Victor Osimhen.

A pesar de haber mostrado voluntad, el férreo y cerrado encuentro le previno marcar diferencia al canterano del Pachuca como suele hacerlo. 

Marcador final: Napoli 0-0 Atalanta. 

El partido de vuelta será el 10 de febrero en el Stadio di Bergamo. 


El ganador de la serie se enfrentará en la final al vencedor de la semifinal entre Inter y Juventus. La ‘Vecchia Signora’ ganó 2-1 en la ida, disputada en el Stadio Giuseppe Meazza.

Tras dejar fuera al Empoli y al Spezia, el Napoli necesita empatar con goles o vencer en Bérgamo para estar en la final.