El partido entre Cruz Azul y Xolos del Clausura 2020 el sábado 7 de marzo fue la última vez que hubo futbol profesional con aficionados en la Ciudad de México. 


Desde entonces, los partidos de la Liga MX en todo el país, incluyendo la capital, han sido a puerta cerrada. Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la ‘CDMX’, explicó que no ve posible un cercano regreso de los aficionados a las gradas.

"Por ahora se mantienen cerrados. Estamos en comunicación tanto con la Secretaria de Salud como con la Asociación [sic] Mexicana de Futbol, nos buscaron para ver si se llegaran a abrir los estadios con sana distancia, cuándo podría ser. Aún no es tiempo para hacerlo en la ciudad", comentó Sheinbaum.

Actualmente, la Ciudad de México está en semáforo naranja, tras un incremento constante de hospitalizaciones y casos de COVID-19. 2,667 personas se encuentran internadas en la capital del país, 684 de las cuales están intubadas.

"Lo que se mostró hoy es que en efecto tenemos, en términos generales, menos hospitalizados y camas ocupadas, eso es bueno, pero hemos sido cautos en la Ciudad y eso ha sido bueno para ver los impactos con las actividades. Vamos a ver el comportamiento", agregó la gobernante.

Además de los partidos de Liga MX, el dictamen sobre volver a los estadios afectaría al Atlante, que ahora llama su nueva casa al Estadio de la Ciudad de los Deportes, en la Liga de Expansión.

En México, ya han habido 748,000 casos de coronavirus, con poco más de 78,000 muertes.