Llegó a su fin la racha de siete partidos consecutivos disfrutando minutos de Hirving Lozano con el Napoli. El mexicano, que había jugado en cada partido de Serie A tras el parón por el coronavirus, permaneció en la banca durante el empate a un gol ante Udinese. 

Los Bianconeri buscaban por lo menos una unidad en su visita al San Paolo para separarse de la zona del descenso. 

Los dirigidos por Gennaro Gattuso, ya clasificados a UEFA Europa League tras conquistar la Coppa Italia, ya no pelean puestos de UEFA Champions League, usando este partido más como preparación para la vuelta de octavos de final de Champions ante Barcelona. 

Al 22’, una triangulación de los visitantes en campo del Napoli terminó en los pies de Rodrigo de Paul, quien cruzó potentemente para inaugurar el marcador. 

Al 31’, un minuto después de ingresar por Dries Mertens debido a una lesión, Arkadiusz Milik encontró un balón centrado por Fabián Ruiz y empató las acciones con su primer toque de la noche. 

El resto del encuentro siguió la misma tónica: Udinese esperó a los napolitanos, intentado dañarlos vía contraataques. Los Bianconeri amontonaron jugadores en el medio campo, así previniendo mayor peligro de los locales a pesar de los múltiples cambios de Gattuso. 

Al hacer ingresar a Milik, Matteo Politano, Diego Demme, Allan y Eljif Elmas, Lozano se quedó sin jugar. 

Al 95’, el mismo Politano enroscó un zurdazo desde fuera del área al ángulo derecho superior de Juan Musso tras recibir un pase de Elseid Hysaj y sentenció el encuentro, 2-1. 

TE PUEDE INTERESAR: Triste final para el Betis: Guardado lesionado; Lainez entró de cambio