Christian Pulisic, atacante del Chelsea, escribió historia pura para el futbol estadounidense tras la victoria de los Blues en la final de la UEFA Champions League sobre el Manchester City de Guardiola.

Y es que, en primera instancia, ningún futbolista de aquel país había disputado el partido por el título del trofeo más importante a nivel de clubes, mientras que el triunfo de los Blues lo convirtió en el segundo futbolista estadounidense en conquistar el certamen, luego de que Jovan Kirovski lo hiciera en 1997 con el Borussia Dortmund.

Pulisic entró en el minuto 66 para sustituir a Timo Werner, haciendo historia para su país. En el banquillo del Manchester City también está su compatriota Steffen.

Ver más: CAIXINHA EN LUP: “NI MALDICIÓN DE LÍDER NI MALDICIÓN DE CRUZ AZUL”