Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, dijo que “es pronto aún para hablar del futuro“, pero que están “muy contentos” con su piloto mexicano Sergio Pérez, tercero en el certamen.

“Es pronto aún para hablar del futuro, pero ‘Checo’ está haciendo un gran trabajo y el equipo está muy contento con él”, comento Horner sobre el mexicano, nacido hace 31 años en Guadalajara (Jalisco) y que, tras ganar el Gran Premio de Azerbaiyán y ser tercero el domingo en el de Francia, ocupa la tercera plaza del Mundial, con 84 puntos, 47 menos que su compañero neerlandés.

Horner, de 47 años, mostró su satisfacción por el resultado obtenido el pasado domingo en el circuito Paul Ricard, donde Verstappen ganó y ‘Checo‘ subió a su duodécimo podio, al acabar tercero.

Nuestra actuación en Paul Ricard fue soberbia, porque sacamos ese gran resultado en una pista en la que siempre dominaba Mercedes; alguna vez incluso con (el séptuple campeón del mundo inglés) Lewis (Hamilton) saliendo desde la ‘pole’ y liderando de principio a fin, en todas las vueltas”, indicó el directivo inglés.

“La victoria de Max (Verstappen) fue fenomenal, en una jornada en la que no teníamos el mejor coche, pero sí la mejor estrategia. Asumimos riesgos (el holandés paró una segunda vez, a diferencia de la gran mayoría, que sólo entró en una ocasión en garajes) y salió bien. Pero también es verdad que es más fácil asumir riesgos cuando eres el perseguidor que tomarlos cuando estás liderando la carrera”, apuntó.

“Y al triunfo de Max hay que añadir el tercer puesto de ‘Checo’, lo que acabó convirtiendo la jornada en estupenda. Ha sido una buena manera de empezar esta parte tan complicada del campeonato”, explicó Horner en referencia al Gran Premio de Francia, primera parte de un tríptico que se completará en su circuito, el Red Bull Ring, que alberga este fin de semana el Gran Premio de Estiria; y el próximo el de Austria.

“Las cosas volverán a estar complicadas, porque las diferencias son pequeñas y todo estará muy apretado de nuevo aquí en Austria”, advirtió el jefe de equipo de Red Bull, que encabeza el Mundial de constructores con 215 puntos, 37 más que Mercedes, la gran dominadora de la F1 durante las pasadas siete temporadas, en las que nunca dejó de ganar los dos títulos en liza.

EFE