El Inter de Milán celebró este sábado el regreso a casa de Christian Eriksen, después de que se le colocara un desfibrilador automático implantable (DAI), tras una operación exitosa en el Hospital del Reino de Copenhague como consecuencia de su desplome durante el Dinamarca-Finlandia de la Eurocopa.

“No hemos parado un momento de dedicar nuestros pensamientos en Christian, respetando en silencio en un momento tan delicado y personal”, escribió el club Nerazurro en una nota compartida a través de redes sociales.

Eriksen, de 29 años, es jugador del Inter, vigente campeón de Italia, desde enero de 2020, cuando fue incorporado libre desde el Tottenham.

“Fuerza Chris, el Inter y todos los interistas están contigo”, concluyó el Inter.
El mediocampista danés recibió el viernes el alta médica y, al salir del hospital, fue a visitar a sus compañeros en la concentración de Dinamarca.

LA CARTA COMPLETA DEL INTER A ERIKSEN:

Desde el sábado pasado, los días no han sido normales. Se han hecho eternos y sin sentido, deseábamos que se tratase tan solo de una pesadilla. Afortunadamente, de las pesadillas, incluso de las peores, nos despertamos. 

En el silencio respetuoso de estos días hemos estado condensando nuestros pensamientos, nuestras oraciones e incluso nuestros suspiros. Suspiros que fueron de alivio, gracias a las fotos y los mensajes que nos llegaron de un lugar que hasta hace poco era desconocido: el Rigshospitalet de Copenhague. 

El martes por la mañana nos llenó de alegría: una foto, una sonrisa, un pulgar hacia arriba y, sobre todo, un mensaje esperanzador: “Hola a todos, muchas gracias por vuestros mensajes desde todo el mundo. Significan mucho para mí y mi familia. Me va bien”.

Ahí estaba, Christian Eriksen

El viernes dio un paso más: fue operado, recibió el alta y visitó a sus compañeros: “Ha sido increíble ver la cantidad de mensajes que me habéis dedicado. La operación fue bien y, teniendo en cuenta las circunstancias, estoy bien. Fue estupendo ver a mis compañeros después del gran partido que jugamos anoche, por supuesto que los animaré el lunes contra Rusia.”

No hemos parado ni un momento sin dedicar nuestros mejores deseos a Christian, respetando en silencio un momento tan delicado y personal. 

Sin embargo, las expresiones de afecto se multiplicaban por momentos, espontáneas y llenas de cariño. 

Mientras el sábado pasado se reanudaba el partido entre Dinamarca y Finlandia en Copenhague, Romelu Lukaku y Achraf Hakimi marcaronn con sus selecciones, dedicando sus goles a Eriksen. “Chris, te quiero”, gritó Romelu a las cámaras. El mensaje ha rebotado por todo el mundo. Los homenajes llegaron de todas partes, incluso desde Corea del Sur, donde Son, el que fuese compañero de Christian en el Tottenham, le dedicó sus goles.

Estos días, hemos pasado de los escalofríos y el miedo al alivio. Nos emocionamos con la enorme camiseta con el número 10 que se mostró antes del Dinamarca-Bélgica, en el mismo estadio del sábado pasado. El partido se detuvo en el minuto 10, y todos los aficionados y jugadores, incluido Romelu, rompieron a aplaudir. Pancartas, camisetas…los aficionados y las selecciones dedicaron todos unos pensamientos a nuestro número 24. 

Momentos que se unifican en un gran, fuerte y sentido abrazo para Christian Eriksen. 

¡Vamos Chris, el Inter y todos sus fans están contigo!

VER MÁS: CHRISTIAN ERIKSEN: “ESTOY BIEN, DADAS LAS CIRCUNSTANCIAS”