Christian Eriksen se reunirá con los médicos del Inter de Milán para determinar su futuro em el futbol, después de la crisis cardiaca que sufrió en la Eurocopa.

El jugador danés se desvaneció en el duelo contra Finlandia, una estampa dramática que quedó en susto, después de la intervención acertada de los doctores en el campo.

Después, Eriksen recibió la atención especializada en el hospital y requirió de un desfibrilador para evitar problemas cercanos, un asterisco que pone en entredicho su carrera.

De acuerdo a Francesco Braconaro, miembro del Comité Científico Técnico de la Federación Italiana, Christian no recibiría el OK para participar en la Serie A.

La competencia italiana no permite el uso del desfibrilador, a diferencia de otras ligas, un punto que en los próximos días discutirá el jugador con las autoridades correspondientes.

TE PUEDE INTERESAR: ‘Tecatito’ Corona en la mira del Tottenham