El fichaje de Matheus Cunha resolvió esta semana el último objetivo como refuerzo del Atlético de Madrid, cuya plantilla está “muy bien compensada” para la nueva temporada, según destacó Diego Simeone, que mantiene “los ojos abiertos” hasta el fin del mercado, “esperando que no suceda nada”.

“Es imposible dar por cerrado algo en fútbol. Hasta el martes a las 12 de la noche, que es cuando cierra el mercado, habrá que estar con los ojos abiertos y esperando que no suceda nada que no tenemos dentro de nuestras soluciones y pensamientos de acá al martes”.

“En principio, el plantel está muy bien compensado, pero también sé como hombre de fútbol que el martes siempre algo puede pasar”, valoró en la rueda de prensa telemática posterior al entrenamiento matutino.

“Estamos acostumbrados, pero, al mismo tiempo, todos los entrenadores necesitamos tener la conformación de cuál va a ser el grupo para toda la temporada. Siempre se estira un poco más en España el mercado y nos genera esta situación de esperar hasta el final lo que pueda suceder”.

“Claro que la inquietud la tenemos, estamos preparados para cualquier cosa que pueda suceder y esperando que no suceda nada”, continuó en otra cuestión sobre el mercado.

A la espera de que finalice el martes el periodo de entradas y salidas de futbolistas, el Atlético tiene pendiente la salida de Santiago Arias y está pendiente de qué sucede finalmente con Saúl Ñíguez, cuya marcha ha estado latente durante todo el verano, pero sin concretarse absolutamente nada con el margen cada vez más corto.