Un inicio complicado tuvo la selección chilena ante Panamá ya que tempranamente caía por 1-0 tras anotación de Camargo que no encontró una buena respuesta de Claudio Bravo.

Con ese resultado el elenco de Juan Antonio Pizzi estaba quedando eliminado de la Copa América y necesitaba encontrar rápidamente la igualdad. Así, Chile siguió dominando el partido y comenzó a generar mayor peligro en el arco rival.

La igualdad vendría con una anotación de Eduardo Vargas que aprovechó un rebote que dejó el arquero luego de un remate de Sánchez. Era la igualdad y algo de tranquilidad para Chile que si bien controlaba el juego, aún tenía que revertir el resultado.

La dinámica del partido no cambió durante los 90 minutos de juego. Chile era dueño de la pelota, mientras que Panamá buscaba con pelotazos largos para la velocidad de sus delanteros. Cuando el primer tiempo expiraba, Vargas apareció nuevamente para colocar el 2-1 parcial.

En la segunda mitad Chile continuó con la intensión de estirar las cifras y poner una mayor tranquilidad, situación que llegó a los 49' tras una perfecta definición de Alexis Sánchez que conectó de volea un centro de Vargas.

La victoria parecía segura, sin embargo Panamá puso algo de suspenso al descontar con un cabezazo de Arroyo en plena área que complicó a Bravo y puso el 3-2. Pero faltaba la guinda de la torta para Alexis Sánchez, quien nuevamente se hizo presente en el marcador, ahora de cabeza, y selló definitivamente la victoria por 4-2 de Chile ante Panamá.

Con este resultado, el conjunto de Juan Antonio Pizzi consiguió el primer objetivo que era avanzar a los cuartos de final. Ahora deberá enfrentar a México en un partido muy atractivo donde se pronostica buen fútbol e intensidad.