Chile rescató tres puntos de oro ante Bolivia en un compromiso donde si bien el cuadro de Pizzi controló el balón, no generó mayores ocasiones de gol y todo se definió en los descuentos tras un polémico penal.

El partido fue controlado de principio a fin por la selección chilena, quien tuvo la posesión del balón en un 75%, pero aún así no tuvo muchas opciones claras de gol y las que generó no las definió de buena manera.

Luego de un primer tiempo sin goles, el inicio de la segunda mitad comenzó de la mejor manera para La Roja ya que antes del minuto de juego Arturo Vidal convirtió el primer gol.

Se esperaba que Chile despertara y ampliara las cifras, pero se mantuvo el dominio sin profundidad. Así, en una contra sin mayor peligro por parte de Bolivia, se generó un tiro libre que Jhasmany Campos colocó en el ángulo y puso el 1-1 parcial con un golazo.

El partido siguió con la misma tónica, Chile con el balón tratando de romper la igualdad pero sin encontrar el grito de gol. Así pasaron los minutos y cuando se firmaba el empate, vino la jugada determinante del partido.

Centro de Alexis Sánchez que dio en el brazo de Gutiérrez y el árbitro cobró la pena máxima que Arturo Vidal transformó en gol y en la victoria por 2-1 en el octavo minuto de descuento.

Con este resultado, Chile consiguió su primer triunfo en la Copa América Centenario y mantiene intactas las posibilidades de clasificar, aunque debe mejorar mucho el nivel futbolístico exhibido en estos dos compromisos iniciales.