A pesar de que suma 16 partidos sin anotar, Chicharito está tranquilo.

"Ahora estoy más feliz, porque la última vez que pasé por una mala racha no jugué", declaró para DW.

Javier Hernández tiene mil 254 minutos sin perforar las redes rivales, donde el último que anotó fue el 1 de octubre en la victoria del Bayer Leverkusen ante Borussia Dortmund.

Chicharito tendrá su última oportunidad en 2016 de romper la sequía cuando las Aspirinas enfrenten al FC Koln, partido que cerrará el año antes del parón invernal.