Chelsea recibió a Liverpool en la segunda jornada de la Premier League, con ambos clubes buscando sumar tres puntos nuevamente tras arrancar con victorias ante Brighton y Leeds.

En el primer tiempo, la pareja ofensiva de Kai Havertz y Timo Werner pareció empezar a funcionar para los ‘Blues’, y comenzaron a presionar el arco visitante de forma constante.

A pesar de ello, los ‘Reds’ mantuvieron control del balón.

A segundos de irse al medio tiempo, Jordan Henderson mandó un balón largo hacia Sadio Mané, que parecía enfilarse sin marca hacia el arco de Kepa Arrizabalaga. Andreas Christensen alcanzó y derribó al senegalés, lo que le ameritó una expulsión directa tras revisión del VAR.

En el medio tiempo, Jurgen Klopp hizo ingresar a Thiago Alcántara, que así debutaba en Inglaterra. 

Al 50’,  Roberto Firmino asistió a Mané con un centro bombeado, exhibiendo aún más el error de Christensen, ya que Chelsea se quedó sin un hombre y solamente duró cinco minutos con la paridad en el marcador.

Cuatro minutos después, Kepa recibió un balón sin marca en lo que debió haber sido un despeje sencillo. Pero, como lo ha demostrado en múltiples ocasiones, el español exhibió nerviosismo y regaló el balón a Mané para el 2-0 en contra. 

Dos goles abajo, los 'Blues' buscaron recortar la distancia en el marcador al 75'. Thiago derribó a Werner en su propia área, por lo que el árbitro decretó penal. Jorginho, que usualmente anota desde los once pasos, vio su disparo detenido por Alisson Becker. 

El resto del partido pasó sin sobresaltos; una contundente derrota bajo circunstancias especiales para los vigentes campeones de la Premier League. 

Resultado final: Chelsea 0-2 Liverpool. Los dirigidos por Frank Lampard ahora visitarán al West Brom, mientras que los hombres de Klopp recibirán al Arsenal. 

TE PUEDE INTERESAR: Edson Álvarez va ganando confianza: Ajax camina tranquilo sobre Waalwijk