Sergio Pérez superó la sustitución de la caja de cambios y consiguió el tercer puesto en Banku para subir al podio en el GP de Europa.

El piloto mexicano no pudo ocultar su alegría y dijo que “Fuer un fin de semana increíble” aunque dejó en claro que fue una carrera muy complicada.

Para Checo es su séptimo podio en la F1 y espera seguir siendo competitivo para el resto del año: “Llevamos dos podios en ocho carreras y viene una temporada muy importante para nosotros”.