Sergio Pérez no tuvo su mejor actuación en el primer ‘Sprint Race’ en la historia de la Fórmula 1 en Gran Bretaña.

“Un día malísimo con mi carrera, todo me salió mal”, confesó el piloto de la escudería Red Bull a DAZN. 

“Me convertí en un pasajero en la salida de la curva porque tuve más entrega (de potencia) del motor cuando aceleraba y lo perdí. No había nada que pudiera hacer”.

“Al final decidimos retirarnos para ver qué podemos hacer mejor para mañana en donde espero mejorar y ser competitivo desde el inicio”, expresó. 

Previo al Gran Premo en Silverstone, el mexicano dio su opinión al respecto de la nueva carrera de clasificación.

“No sé…Es un formato diferente, en una pista donde no se puede correr. Igual y no es el mejor lugar para probarlo”, finalizó.