El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) no podrá tomar parte en el Gran Premio de Bélgica, el decimosegundo del Mundial de Fórmula Uno, ya que accidentó su monoplaza en la vuelta de instalación en la lluviosa pista de Spa-Francorchamps, justo antes de la prueba.

‘Checo’, que acaba de renovar con su escudería —en la que seguirá formando pareja el año próximo con el holandés Max Verstappen— perdió el control de su Red Bull y chocó sin demasiada fuerza contra las barreras de protección, lo suficiente para dañar la suspensión delantera de su coche, por lo que no podrá tomar la salida en la decimosegunda carrera del año.

La carrera, diseñada a 44 vueltas en la pista más larga del Mundial (siete mil cuatro metros) —donde sigue lloviendo con intensidad—, para completar un recorrido 308 kilómetros, está previsto que arranque a las tres de la tarde (13:25 horas GMT).

Ver más: ACUERDO TOTAL PARA EL REGRESO DE MOISE KEANE A LA JUVENTUS