Sergio Pérez confía en hacer un buen papel en el Autódromo Nacional de Monza, que este fin de semana acoge el decimocuarto Gran Premio de la temporada de Fórmula Uno.

“En Monza siempre lo he hecho bien. Con el coche descargado a nivel aerodinámico me siento a gusto y quiero vivir un fin de semana sólido acabando en el podio el domingo”, dijo en la rueda de prensa oficial.

“En Zandvoort tuvimos un coche rápido. Fue una pena lo que sucedió en la clasificación porque podríamos haber cogido buenos puntos para el equipo. En Monza esperamos que Mercedes sea muy rápido, no es nuestra mejor pista, y la clasificación será una dura lucha”, comentó.

Un ‘Checo’ Pérez que se quedó con la parte positiva del Gran Premio de los Países Bajos, en el que fue nombrado piloto del día tras salir desde el pit-lane y remontar hasta la octava posición.

“¿Zandvoort? Fue una calificación en la que todo salió mal. Hablamos mucho de eso con el equipo. Al menos cambiamos la unidad de potencia y ahora correremos con una unidad nueva”, valoró.

“Mañana en la Q3 será una lucha por el rebufo. Si lo haces bien, puedes marcar la diferencia; pero también se puede convertirse en un desastre, como hemos visto otros años, por lo que será importante hacerlo bien”, valoró.