Charlotte volvió a recibir ayuda de Dana Brooke para retener el título de la división femenil de WWE ante Paige.

Cuando parecía que Paige podría arrebatarle el campeonato a la hija de Ric Flair, Dana apareció para salvar a su compañera y distraer a la antidiva.

Charlotte aprovechó la distracción creada por Dana Brooke para darle una patada frontal a Paige y llevarla a la cuenta de tres para retener su título.

Luego del festejo de la campeona, Sasha Banks reapareció para encarar a Charlotte y mostrar sus intenciones para ir tras el título.