El Carpi consiguió una victoria en la última jornada de la Serie A TIM frente al Udinese pero no le alcanzó para seguir en la máxima categoría Italiana, ya que el Palermo también obtuvo un triunfo frente al Hellas Verona y se quedó con el último tiquete para seguir en la primera división en Italia.

El conjunto ‘Biancorossi’ logro irse en ventaja en los últimos 15 minutos del primer tiempo, en un compromiso que en el que conjunto local hizo todo para conseguir la victoria. Pero un error del árbitro central  cambio todo el panorama del juego.

Al minuto 36’ llegaría la primera anotación del partido por intermedio de Simone Verdi, luego de un penal inventado por el árbitro. El atacante italiano cobró majestuosamente y decretó el primer gol de la noche.

Tras el cobro del penal y la espectacular ejecución de Verdi, el juez central expulsaría a Cyril Thereau por fuertes manifestaciones del jugador del Udinese.

La segunda anotación del partido llegaría rápidamente y al minuto 38’ nuevamente Simone Verdi seria el actor intelectual de la anotación. Remató parado junto al lado derecho de la portería.

Al final del encuentro y de penal, el histórico delantero, Antonio Di Natale, sería el protagonista del descuento del Udinese.