Tigres y Palmeiras definirán al primer finalista del Mundial de Clubes el próximo domingo, en un duelo que enfrentará al campeón de la Copa Conmebol Libertadores con el monarca de la Liga de Campeones Scotiabank Concacaf.

Gustavo Gómez, capitán del equipo brasileño, compareció en conferencia de prensa y explicó que las condiciones futbolísticas están igualadas pero que el ‘Verdao’ buscará establecer su condición dentro del campo.

"Va a ser un partido parejo, son dos clubes grandes, Palmeiras es un equipo grande que en los últimos años está siempre peleando por campeonatos. El año pasado ganamos el Paulista y ahora la Libertadores. Vamos a tratar de mostrar nuestra jerarquía,”, comentó Gómez.

El defensor central, que tuvo un breve paso por el futbol italiano con el AC Milan, explicó que ante Tigres será un juego difícil pero que Palmeiras tiene los jugadores para anular a André-Pierre Gignac y compañía. 

VER MÁS: POR RETRASO EN EL DESPEGUE, BAYERN MÜNCHEN TUVO QUE DORMIR EN EL AVIÓN PREVIO A VOLAR A CATAR

“En Brasil hay muchos jugadores de calidad, Paolo Guerrero, tiene cualidades similares a la de Gignac y tratamos de mejorar todos los días, daremos el máximo para tratar de llegar a la Final, es una tarea enorme”, apuntó. 

En Doha, Gómez y los brasileños buscarán dejar fuera a unos Tigres con inercia, tras eliminar al Ulsan Hyundai. Para el paraguayo, el equipo mexicano será duro pero no inesperado.


“Particularmente conozco mucho el futbol mexicano, por tener muchos paraguayos que compiten en México, Tigres es un equipo grande, tiene una buena estructura, jugadores importantes y llama la atención el delantero que tienen, también a Carlos González. Será un rival difícil”, finalizó.