Los Cachorros de Chicago son los nuevos reyes de la Serie Divisional de la Liga Nacional y lo hicieron gracias al boricua Javier Báez, quien rompió el empate con un sencillo, para coronar un ataque de cuatro carreras en el noveno inning

Limitados por Matt Moore a dos inatrapables en ocho entradas, los Cachorros perdían por 5-2 antes de reaccionar contra un cuerpo de relevistas que defraudó una vez más.

Con esto, los Cubs quedaron 6-5 a los Gigantes de San Francisco. Los Cachorros, que no ganan la Serie Mundial desde 1908, abrirán la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el sábado, recibiendo a los Dodgers de Los Ángeles o a los Nacionales de Washington.