Bukayo Saka pateó el último penal para Inglaterra en la Final de la Eurocopa y Gianluigi Donnarumma lo atajó para darle el título a Italia.

Ni bien acabó el partido y los ataques contra el jugador de 19 años, incluidos Marcus Rashford y Jadon Sancho, no cesaron: odio y racismo en redes sociales.

“No hay lugar para el racismo ni el odio de ningún tipo en el futbol o en ningún ámbito de la sociedad”, compartió Bukayo en Twitter.

“Para que la mayoría de las personas se unan, actúen y denuncien estos comentarios a la policía y eliminen el odio”.

Bukayo Saka, además, agradeció las muestras de apoyo en los últimos días, donde se dio un tiempo alejado de las redes sociales.

“Este mensaje no le hará justicia a lo agradecido que estoy por todo el amor que recibí, y siento que necesito agradecer a todos los que me apoyaron”.

TE PUEDE INTERESAR: Olivier Giroud será nuevo jugador del AC Milan