Boca Juniors venció a River Plate por 4 a 2 en el Monumental, y se quedó con el Superclásico para alcanzar momentáneamente la cima del torneo argentino.

El equipo de Guillermo Barros Schelotto abrió el marcador, con un tanto de Walter Bou, que definió tras una excelente jugada de Carlos Tevez.

Ambos mostraban claridad a la hora de atacar, pero muchos problemas defensivos, por lo que se vivió un partido con constantes emociones.

Antes del cierre del partido llegó la reacción de River, que de la mano de Andrés D´Alessandro consiguió inclinar la cancha y llegar con facilidad al arco millonario.

Primero llegó el empate de Sebastián Driussi y luego el tanto de Lucas Alario, para irse al entretiempo en ventaja.

En la segunda parte siguió el choque de ida y vuelta, y el local pudo haber liquidado el partido en algunas oportunidades de Alario.

Tras una mala salida de Augusto Batalla, Tevez quedó frente al arco y sin arquero, para así poner el empate.

El 3-2 llegó con otro tanto de Carlitos, que colgó la pelota del ángulo izquierdo del portero, en uno de los mejores goles de su carrera.

River se fue con todo, ya sin D´Alessandro y Driussi, pero no pudo conseguir la igualdad y en la última jugada apareció Ricardo Centurión para poner el 4 a 2 definitivo.

El Millonario buscará conseguir la Copa Argentina el jueves ante Rosario Central, mientras que Boca puede llegar a cerrar el año en la primera colocación, aunque todavía falta una fecha.