Propuestas para la Copa MX

Tras dos ediciones de la copa mexicana y con muchos aspectos por mejorar, Carlos Velasco nos da interesantes propuestas para revalorizarla

96627
False

Hasta ahora se han celebrado dos ediciones de la Copa MX y el cristal puede verse desde diferentes ópticas. Para los involucrados como directores técnicos y propios jugadores y quizás algunos dirigentes, es una gran oportunidad para fortalecer o encontrar variantes en el esquema táctico, así como el fogueo que necesitan los jóvenes y los reservas en una competencia profesional. Desde ese ángulo, el ir incrementando minutos y además consolidando un ambiente de trabajo con una buena competencia interna siempre será sano.

La otra perspectiva es la de los medios de comunicación.

Algunas empresas pueden tener los derechos de transmisión de estos partidos y así obtener una mejor audiencia. Tal vez el punto de vista de los comentaristas (como es mi caso) y el público en general no sea tan positivo; es decir, juegos poco atractivos, una etapa de grupos larga y cansada y al final ningún premio económico ni deportivo para el campeón, lo cual devalúa el certamen.
 
De entrada sí me parece buena idea el resurgimiento de la Copa, sobre todo para darle vida a los equipos de la liga de Ascenso MX que cuentan con buenas plazas y a futbolistas y entrenadores que casi nadie conoce. A la Copa MX le urge un patrocinador, un estímulo económico y uno deportivo para que todos le brinden toda seriedad en absoluto.

¿Qué es lo que propongo?

 
1) La Copa sólo debería jugarse durante el Torneo de Apertura ya que pueden participar 14 equipos de primera división (incluyendo los que más adelante jugarán la Copa Bridgestone Libertadores). Sólo dejarían de jugar los 4 conjuntos de la CONCACAF Liga Campeones. Además, aquellos clubes con problemas de descenso podrían arriesgarse un poco más ya que el drama de la quema se define hasta el Torneo de Clausura.
 
2) 14 equipos de primera sumados a los 15 del Ascenso MX, nos dan 29 clubes. Aquí propongo que los dos mejores de cada división descansen o pasen automáticamente a la segunda ronda que serían los octavos de final, con esto, comenzamos con 27 escuadras.
 
3) Estos 27 participantes se dividen en 9 grupos de 3 equipos cada uno a ida y vuelta; primero con la idea de no hacer tan pesado el calendario pero sí con la intención de que los jóvenes y reservas tengan mucha actividad, tal y como lo sugiere el Presidente de la Liga MX, Decio de María.
 
4) los 9 ganadores de cada grupo sumados a los a los 5 mejores segundos lugares, nos dan 14, más los dos mejores equipos que descansan en la primera fase, el total es de 16 para formar los octavos de final.
 
5) De los octavos de final hasta el duelo por el título, también se disputarán juegos a ida y vuelta. Con esto, el máximo de juegos que un equipo puede celebrar es de 12, comparados con los 9 que se tienen en la actualidad.
 
6) ¿Cuál sería el premio deportivo? El campeón será México 3 en el sorteo de la Copa Bridgestone Libertadores y por ende obtendrá un beneficio económico.
 
7) ¿Qué pasa si el monarca de la Copa es un club de la liga de Ascenso MX? No podrá participar en la Copa Bridgestone Libertadores, pero sí obtendrá el doble o un porcentaje mayor del premio económico.
 
8) Si el subcampeón es un equipo de Primera División, tampoco irá a la Libertadores para que realmente se considere un logro deportivo, y en su lugar deberá participar el tercer mejor clasificado del Torneo de Apertura, tal y como se hace hasta ahora.
 
Seguramente lloverán muchas y mejores ideas sobre el formato de la Copa MX, pero creo que algunos coinciden conmigo en que se debe revalorizar y celebrar una vez al año. En algunos partidos las entradas fueron muy buenas; ya me imagino el escenario con una Copa de mayores incentivos.

Deja tu comentario