Aplausos para Gallos; Cruz Azul, sin coraje

50153
!Gerardo Torrado, jugador de Cruz Azul (Mexsport)
Gerardo Torrado, jugador de Cruz Azul (Mexsport)

Me parece plausible que en el futbol mexicano todos los equipos tengan la posibilidad real de ser campeones gracias al sistema de competencia. Es sano ver en una Liguilla a conjuntos como Querétaro, que por vez primera saborea la 'Fiesta Grande' y con grandes méritos.

Lo que no me parece adecuado es la falta de consistencia de los equipos más importantes, a los que les cuesta obtener títulos. Habrá quien diga que se debe a lo parejo de nuestro balompié; sin embargo, yo lo atribuyo al formato del torneo. Entiendo que la existencia de dos liguillas por año genera mas expectación y sobre todo ganancias millonarias a las que nadie deseará renunciar, pero la parte deportiva está quedando a un lado.

La creación de un torneo largo con Liguilla, como antes, le dará mas regularidad a los clubes, que no tendrán que realizar cambios tan rápidos de entrenadores. Muchos dirán que será muy aburrido esperar un año para definir al Campeón, pero estoy seguro que tendrá mas relevancia la conquista de un titulo; ahora con torneos cortos los ganadores, en algunos casos, cambian radicalmente al siguiente certamen con la consigna de que si algo no funciona habrá que desecharlo, generando así un ambiente de gran expectación con los constantes movimientos de directores técnicos y jugadores, lo cual beneficia los bolsillos de promotores y representantes. Con los torneos cortos en gran medida la mayoría resultan beneficiados ya que es muy probable que al menos el 90% de los equipos serán campeones tarde o temprano, pero a costa de un mal paso de un club con renombre.

CRUZ AZUL

Sinceramente no entiendo a Cruz Azul. Su problema no es calificar, es de los conjuntos mas regulares en ese sentido, un finalista constante. Lo que cuesta trabajo a los cementeros son las liguillas, no han sabido encararlas y justo cuando parece que están para campeones da la impresión que la presión es enorme. En esta eliminatoria ante Morelia los de Enrique Meza murieron de nada siendo un cuadro gris, apático, carente de creatividad y sobre todo de hambre; no digo que La Máquina tiene que ganar forzosamente, se puede perder, pero hay maneras de hacerlo, y Cruz Azul lo hizo sin coraje, sin orgullo, sin pasión.

Se necesita ser muy iluso para decir que el Cruz Azul - Morelia fue un partidazo como se escuchó en una transmisión cuando los celestes no mostraron calidad y ambición. No creo que Enrique Meza sea el único responsable, pero sus declaraciones al final del partido sobre los gritos del publico exigiendo su salida, me dieron la impresión de que lo toma a la ligera. Cruz azul tiene muchos seguidores pero teniendo un equipo sin personalidad, la gente no debería de asistir al estadio hasta que se muestre lo contrario.
 

Deja tu comentario