¿Injusta victoria de Chelsea?

35871
!Chelsea llegó a la Final de la Champions ganándole a Barcelona (EFE)
Chelsea llegó a la Final de la Champions ganándole a Barcelona (EFE)

Chelsea fue contra todos los pronósticos e hizo la hazaña de eliminar al Barcelona. En las últimas horas escuché expresiones de analistas, periodistas y aficionados que no ocultaron su gran malestar porque el futbol fue traicionado, o su esencia misma. Muchos comentaron que los Blues no merecían ganar por haber realizado un futbol "ratonero", defensivo a ultranza y sin tener méritos ofensivos para obtener el anhelado boleto a Munich.

Entiendo la molestia, pero Chelsea no violó ninguna regla. Barcelona es un ejemplo de grandeza no sólo por conquistar títulos, sino por la forma en que los ha labrado. Ha deleitado a un paladar que se había acostumbrado a sabores dulces, muy intermitentes, y de poca consistencia. En una época donde parecía que ya nadie iba a mostrar un futbol novedoso y espectacular, el conjunto de Guardiola es ya para muchos el mejor club de la historia Mundial, más por su esencia que por pergaminos.

Reconozco que es de escaso brillo el que gane un equipo que metió a todos sus hombres a defenderse con el cuchillo en los dientes, pero más aún cuando enfrente tuvo a una escuadra que se cansó de llegar y generar grandes oportunidades de gol; sin embargo, el pragmatismo del Chelsea es entendible. Salir a jugar de tú a tú ante un mounstruo que no perdona y te aniquila al primer parpadeo es suicidarse. Roberto Di Matteo reconoció que no tiene los argumentos para enfrascarse en una lucha perdida cara a cara y por ello optó por traicionar a ese futbol que todos buscamos cada semana.

Dicen que el fin justifica los medios y creo que Chelsea jugó con la cara menos parecida a sus valores que lo han hecho un grande; pero no tuvo que caer en ese juego de faltas excesivas o artimañas tan obvias para su objetivo. Fue un Chelsea diferente de lo acostumbrado, pero al que no le quedaba otro camino que se jugaba la vida ante la fiera que te destroza. Tampoco se le puede culpar de ser beneficiado por el árbitro.

Es curioso, pero esta derrota del Barcelona duele mucho más a las apasionados a este deporte como si se hubiera cometido un robo descomunal, tal como a los ingleses en la Copa del Mundo de Sudáfrica o la de México 86 por la mano de Dios o a España en Japón y Corea 2002. No cabe duda que todos deseamos continuar observando la brillantez del Barsa, pero también seguimos esperando al guapo que pueda jugarle de tu a tú sin tener que resguardarse en su portería. El Madrid lo hizo bien en La Liga pero dio la impresión de que el equipo culé no estaba al 100 por ciento. El Chelsea se encontró con la victoria, Barsa fue el que la perdió y la regaló.

Chelsea tendrá cuatro bajas muy importantes para medirse al Bayern Münich; sin embargo, las opciones para suplirlos nos hablan de la gran plantilla que tienen los de Stamford Bridge. La ausencia de Terry podría ser cubierta por David Luiz o por José Bosingwa, éste último bien podría suplir a Ivanovic o Ferreira. Essien o Romeu jugarían por Meireles, mientras que Maloudá o Kaloú irían por Ramires; incluso Drogba podría jugar abierto por izquierda y dejar a Torres o a Sturridge en punta.

SE VIENE EL CIERRE DE LA PREMIER LEAGUE

Este lunes 30 de abril Manchester City y Manchester United se juegan el título de liga. El equipo de Alex Ferguson tendría mayor tranquilidad si no es por sus cuatro descalabros, dos ante equipos que luchan por no descender como Wigan y Blackburn Rovers; Newcastle y el golpe todavía difícil de superar del 6 a 1 en su propia casa ante los de Mancini. Hoy más que nunca los Red Devils dependen de la maestría de Wayne Rooney y de una defensiva que no ha estado a la altura de otros años. Los Citizens parecen tener más elementos y el factor Tevez podría ser letal para romper con el ayuno de títulos desde hace 44 años. Recordar que un empate en puntos al final de la Liga hace campeón al que tenga mejor diferencia de goles o al que haya anotado más. De seguir la igualdad, se tendr?

Deja tu comentario