Nada como el proceso (y la paciencia) de estos 76ers en la historia

Philadelphia se convirtió del peor equipo en la historia a un contendiente de NBA en dos años.

356113
False

Dicen que todas las cosas llegan a quienes esperan, y los Philadelphia 76ers lo llevaron al extremo en sus cinco años más recientes en la NBA, en que pasaron de ser el peor equipo en la historia de la liga en un aspirante al campeonato del Este, plagados de talento foráneo y un baloncesto made outside the USA.

Sin playoffs en las últimas cinco campañas, ni protagonismo desde la época de Allen Iverson (hace más o menos 15 años), la multicultural escuadra tiene toda la intención de emular lo conseguido por el equipo de la ciudad en la NFL sin una sacudida de plantilla, eso que tanto sufren los Cleveland Cavaliers hoy.

Una publicación de Forbes indicó que la empresa Westgate Sportsbook pagaba 100-1 si los 76ers ganan el título de la campaña 2017-2018, días después de que los Golden State Warriors levantaron el trofeo el pasado verano; quienes confiaron en el joven talento, hoy se frotan las manos y, principalmente, disfrutan de un baloncesto frenético en cualquier duela.

Lo que me parecía imposible no es llegar a esta fase de “semis” de Conferencia del Este, sí del equipo que hace dos años tuvo la segunda peor marca (10-72) en la historia de la liga, incluyendo el despreciable récord de 28 derrotas consecutivas. ¡Ninguna otra quinteta ha tocado fondo tan bajo en los 72 años de historia de la liga!

Si bien es harto loable la mejora de récord (de 10-72 a 52-30 en dos años), la marca de mejor cambio la presumen los Boston Celtics que pasaron de 24-58 a 66-16 en una temporada (de 2006- 2007 a 2007-2008).

Este es el equipo que, de momento, se interpone en el camino de los 76ers a hacer su proceso como ninguno en la historia de la NBA.

Brett Brown es quien está al mando de buscarlo. Brown fue asistente de Greg Popovich por nueve años hasta 2013, que fue cuando tomó al equipo y ¡en sus primeras tres temporadas consiguió menos triunfos (47) de los que tuvo este año (52)!

Si esto no te parece la primera muestra de paciencia de una directiva que “confió en el proceso”, hay que voltear a ver cómo soportaron lesiones y ajustes de extranjeros llegados a la liga y que hoy son figuras como Joel Embiid y Ben Simmons, o en menor escala con Dario Saric - todos con menos de 24 años - ; para debate aparte si el poste camerunés es el jugador que más ha destacado en estos playoffs.

Además, los extranjeros lucen tanto en estos playoffs que son cinco de los seis mejores anotadores del equipo, con el estadounidense J.J. Redick con el segundo promedio (20 puntos por juego), rodeado del camerunés Embiid (con 21.8), el australiano Simmons (18.2), el croata Saric (15.8), el italiano Marco Belinelli (15.7) y el turco Ersan Ilyasova (10).

Philadelphia puede no llegar a la Final, pero “el Proceso” de Embiid y compañía se ha echado a andar para combatir a LeBron James y quien se cruce en su camino.

Deja tu comentario