WrestleMania y sus sorpresas ¿para bien?

El evento más grande de lucha libre se realizó en New Orleans con muchísimas batallas de campeonato.

352545
False

Dos polos. WrestleMania bien se podría dividir en el ying-yang por muchas de sus batallas, o por la propia manera en que WWE nos llevó en un sube y baja de emociones a lo largo de una noche en que por primera vez viví, junto a más de 78 mil almas, en el evento más grande de lucha libre del mundo y con la mayor carga de emoción, adrenalina y sorpresas (la mayoría para bien).

Y es que 6 horas pueden terminar facilitando la distracción de hasta las y los fans mejor personificados, esto es quienes suelen desbordar más pasión; los gritos de "ambos apestan", "traigan de vuelta a Nicholas", "CM Punk", o la molestia de gente cuando hubo quienes aplastaron pelotas de playa que estorbaban la vista en el aire; seguro que esto tampoco le no encantó a los integrantes de la pelea estelar, en la que uno hasta "se partió la mandarina".

Pero una de las grandes virtudes que no conocía tan a fondo en WWE y que noté este fin de semana es la integración de infantes (saludables o no tanto), me refiero a la presencia activa de niños y niñas más allá de la batalla de Braun Strowman, aunque la inmersión de Nicholas me pareció suprema, surreal y muy exitosa -o sea que deseo no se repita-.

¿Qué decir del premio que Jarrius Robertson recibió en el evento de Salón de la Fama de WWE? Lo hizo, con todo y discurso.

Un día antes de casi quedarse sin brazo (cortesía de Ronda Rousey), Stephanie McMahon encabezó el evento de Superstar Reveal en el que se dan espacio a niños y niñas enfermas. La empresa carga de ánimo a los niños, padres lucen estoicos mientras que los y las Superstars se reaniman con la lucha de ; esto ya lo había visto en la más reciente visita de Andrade "Cien Almas" a la capital del País, pero el hecho de que sea una acción tan habitual hme habla de lo mucho que la despega del resto, porque, hay que ser francos, hay gran lucha libre en muchas partes, y hasta en WrestleMania se notó.

No m refiero al cierre, más bien a la falta de ayuda que que tubo en embate de Brock Lesnar vs. Roman Reigns en la batalla previa, con un fenomenal mermado. Lo que hace años maravilló en encordados del otro lado del mundo, este domingo fue rescatado por el inesperado ‘heel’ que dejó boquiabierto y resquebrajado a AJ Styles, así como a un público en shock pero que respondió con ovación para el japonés; quizá la muestra de que lo vio mucho mejor en esta noche, donde la menos sorpresa de todas fue la que más sació a todos: la realidad de haber visto a The Undertaker después de su retiro, y quizá en su última batalla, es algo que solo con el tiempo se verá la magnitud del hecho, así como con el paso de los años se conocerá si algunos o algunas de las niñas 

Deja tu comentario