Para los Pumas de Rodrigo Ares de Parga es ganar el título de Copa MX o el fracaso

Universidad avanzó a cuartos de final por primera ocasión desde el regreso del torneo tras vencer a Lobos BUAP por goleada en CU

347707
False

Casi dos temporadas después de que entró en vigor el proyecto del ADN Pumas, Universidad está muy cerca de conseguir su primer título desde hace 7 años. Los auriazules, con aportación importante de los jugadores formados en casa, clasificaron a los cuartos de final de la Copa MX en el Clausura 2018 tras vencer a Lobos BUAP por marcador de 3-0 en CU.

Esta participación de los universitarios en las instancias finales de la competencia es apenas la segunda desde que se reinstauró el torneo en la temporada 2012/13, por lo que la deuda en cuanto a títulos se extiende, también, al segundo certamen más importante en el futbol mexicano.

Un campeonato de Copa MX, además de brindarle credibilidad al trabajo que se realiza día a día en cantera con los jóvenes mexicanos, fungiría como crédito ante una afición cansada de fracasos y ridículos en Liga MX y competiciones internacionales como la Liga de Campeones CONCACAF Scotiabank desde que Rodrigo Ares de Parga tomo posesión como presidente del patronato.

Aunque para Universidad, sin embargo, se avecina el tramo más complicado de la Copa MX, pues los dirigidos por David Patiño únicamente se han enfrentado a dos equipos en lo que va del torneo y sus siguientes rivales, al menos hasta semifinales, serán conjuntos de la Liga MX. Atrás quedaron los partidos contra el FC Juárez o ante el plantel B de Lobos BUAP, club al que se enfrentaron en tres ocasiones.

Si Pumas dominó en fase de grupos y ganó de manera contundente en octavos de final fue porque sus contrincantes, al menos en el hombre por hombre, eran inferiores en casi todas las líneas. Y es que mientras el cuadro fronterizo, perteneciente a la división de ascenso, no contaba con elementos capaces de hacerle frente si quiera a los canteranos auriazules, Rafael Puente decidió reservar a sus mejores hombres para los tres duelos contra los universitarios. Alan Mendoza, por ejemplo, a quien David Patiño presume con orgullo como uno de los goleadores de la Copa MX, nunca se enfrentó a los Facundo Erpen, Francisco Javier Rodríguez, Luis Advíncula o Gabriel Cortéz, algunos de los futbolistas con más recorrido, experiencia y calidad en el conjunto poblano.

Sí, el técnico auriazul debe conservar en la alineación titular a elementos como Bernabé Magaña, Alan Mozo, Alan Acosta y Kevin Escamilla, para el partido contra Necaxa, pero la exigencia será mayor contra los Rayos que en los compromisos anteriores e irá incrementando de manera gradual si se continúa avanzando en el torneo, por lo que llegará el inevitable momento en el que David Patiño tenga que emplear a su once de lujo para pelear por el título.

Para estos Pumas, tan humillados en el último año y medio, no existe otra consigna más que levantar el trofeo de Copa MX o, de lo contrario, apuntarle otro fracaso a la administración de Rodrigo Ares de Parga. Si se logra triunfar en el torneo copero con los jugadores de cantera será la garantía que tanto hacía falta para demostrar que en el futbol actual sí es posible competir con futbolistas jóvenes y formados en casa, pero si se fracasa en el intento, será la prueba contundente e irrefutable de que este club, como histórico del futbol mexicano, debe replantearse su identidad y, también, la manera de trabajar si desea conservar la etiqueta de equipo grande.

Ver más: DÍA, HORA Y CANAL PARA VER LOS CUARTOS DE FINAL DE LA COPA MX

Deja tu comentario