Muchos lo niegan, pero Nicolás Castillo sí es ídolo en Pumas

El delantero chileno volvió a ser la clave en el triunfo de Universidad sobre Atlas

339708
False

Cuando Rodrigo Ares de Parga decidió vender a Ismael Sosa a Tigres por una cifra entre los 8 y 10 millones de dólares bajo el argumento de que el equipo estaba "en números rojos", la reacción de un sector de los aficionados de Pumas fue asegurar que el atacante argentino, pese a que su nombre era coreado por ellos mismos cada quince días en el Estadio Olímpico Universitario, no se había convertido en ídolo de la institución.

Aquella respuesta fue, de alguna manera, el mecanismo de duelo implementado por los universitarios ante la pérdida de su mejor jugador en ataque de los últimos años y, sin duda alguna, el último gran ídolo surgido del club; pero el trato que recibió Sosa posterior al anuncio de su transferencia no fue el adecuado para un elemento que sintió los colores cual canterano y que dejó el alma en la cancha cada vez que defendió la elástica auriazul.

Pues bien, esa misma narrativa pretendieron aplicar los aficionados de Pumas con Nicolás Castillo durante 2017 debido a que el chileno se perdió la mitad del torneo regular por diversas lesiones y, también, expulsiones absurdas que perjudicaron al equipo, pues, sorprendentemente, él era el único centro delantero nominal en la plantilla.

Prueba de ello es que Castillo discutió con un aficionado a través de Instagram cuando este lo acusó de fingir una lesión para poder jugar con la selección chilena en las eliminatorias rumbo a Rusia 2018 en lugar de realizar el viaje a Guadalajara con el resto de la plantilla para enfrentar a Chivas en la jornada 9.

Y semanas más adelante, el jugador volvió a presentar molestias físicas que lo dejaron sin actividad, por lo que dedicó una publicación en redes sociales a todos los que cuestionaban su compromiso con el equipo.

Pero la relación entre Nico y la afición auriazul pareció resquebrajarse por completo cuando el chileno literalmente desafió a los que criticaron el constante seguimiento que le daba a los partidos de Universidad Católica en el futbol chileno.

Pese a todo esto, a Nico le bastaron dos partidos en el recién inaugurado Clausura 2018 para reivindicarse ante la afición de Pumas y volver a establecerse como el referente en ataque del equipo.

Castillo inició el semestre con doblete ante Pachuca y volvió a responder con par de anotaciones ante el Atlas en casa para registrar un total de 17 tantos en 23 partidos con Pumas desde su llegada a la Liga MX, cifra comparada únicamente con los registros de Bruno Marioni, símbolo auriazul en la época del bicampeonato y quien anotó 18 goles en sus primeros 23 partidos.

Durante el encuentro frente a los rojinegros, el Estadio Olímpico Universitario se rindió ante la actuación del 'crack' andino y coreó al unísono su nombre. "¡Olé, olé, olé, olé, Nico, Nico!" fue el cántico que retumbó en todos los rincones del recinto universatrio esta tarde. Así que, aficionados de Pumas, no lo nieguen más. Nicolás Castillo es su nuevo gran ídolo y el futbolista por el que pasan todas las opciones de un posible título en el Clausura 2018 y los torneos venideros.

Ver más: ¡TODO LE SALE A PUMAS! NICOLÁS CASTILLO, NUEVO LÍDER DE GOLEO DE LA LIGA MX

Deja tu comentario