Atención 'villamelón': Apunta a este como tu nuevo equipo -antes del resto-

Los Minnesota Timberwolves no deberían ser vistos como la gran sorpresa de la NBA

329548
False

Si tuviese que escribir de la gran sorpresa en lo que va de la NBA ese sería el Orlando Magic, pero cómo las temporadas duran mucho más que dos semanas, la magia de la que elegí escribir es de la de un conjunto con mucho futuro: los Minnesota Timberwolves.

Una de sus grandes demostraciones llegó contra el Thunder, no porque vencieron a Russell Westbrook y compañía, más bien por la forma en que lo hicieron, y de paso silenciaron a una de las arenas mas ruidosas de la liga.

Pero esto es muy poco de lo esperado para una quinteta que cambió talento digno de Centrales o resúmenes de youtube por el que es más capaz de ganar partidos y jugar en playoffs.

Sé franco, ¿cómo irle a un equipo cuya última postemporada fue hace 13 años? Mucho de esto influyó en la desbandada de Ricky Rubio - el mejor movedor con peor tiro de la liga -, el campeón de clavadas Zach Lavine y más.

Así fue como Minnesota se hizo de calidad comprobada. Jimmy Butler (de 28 años) y Jeff Teague (29) -sin menospreciar al ‘eterno rendidor’ Jamal Crawford-, arribaron para respaldar a quienes ya definen el presente y futuro del equipo: Andrew Wiggins y Karl-Anthony Towns, ambos con 22 años y un distinción de novato del año; ¡únicamente los Cavs de LeBron James (en 2003-2004) y Derrick Rose (2008-2009) son el otro equipo de toda la liga con dos 'Rookie of the Year'!

Nada mal para una plantilla que no llega a los 100 millones (ronda el puesto 22 de más cara, lejos de los 137 millones que pagan Warriors y Cavaliers a sus jugadores). Me refiero al roster de este momento, ya que su nomina de la campaña es de 117 por el despido de Nikola Pekovic el pasado junio, pero le sigue pagando los 17 millones de dólares del último año de su contrato.

GORDON HAYWARD Y LA NO-DEBACLE DEL MEJOR EQUIPO DEL ESTE

Fue desde que llegó Tom Thibodeau que esperé mucho más de estos T-wolves, y hoy, un año y seis meses después, el excoach de los Chicago Bulls (y asistente del Dream Team) no puede repetir lo mal que acabaron la campaña anterior.

Queda toda la campaña por ver si mantienen la buena dirección, o se estancan en ser ese equipo donde inició Kevin Garnett.

Deja tu comentario