Gordon Hayward y la no-debacle del (¿mejor?) EQUIPO del Este

Los Boston Celtics tienen en su banca la mejor arma (Brad Stevens) para sorprender a la NBA, incluyendo a los Cavaliers de Cleveland de LeBron James en el reino del Este.

327591
False

Vamos por partes. Los Celtics se hicieron del mayor talento para esta temporada, fueron el mejor récord del Este en la campaña anterior y ni así eran considerados favoritos para ganar esta conferencia en el año que recién inicia. Hoy que algunos los comienzan a “deshojar” por la lesión de Gordon Hayward -más dos derrotas en fila-, me es claro que están para sorprender a muchos más.

Ahí están los campeones Warriors y su derrota en casa vs. Rockets como un claro ejemplo de que esto apenas comienza, pero voy más allá.

La lesión de Hayward, uno de los tres guardias con más swoosh -léase enceste de pura red- es de las que suele “curarse” hasta la siguiente temporada, y si no la has visto, aquí te dejo la prueba.

No hay un sustituto a ese tipo de calidad para anotar con la mano de rival en la cara, ya sea que tire detrás de línea de tres, o con los letales ‘jumpers’ del ex Utah Jazz. Menos mal que en esto del talento adquirido para la 2018 Kyrie Irving sigue de pie como el mejor movedor de la NBA -Curry es guardia tirador disfrazado de PG- y que la presentación de Jayson Tatum rememoró a la de un tal Larry Bird.

Tatum, a sus 19 años, debutó con un doble-doble, el primero en hacerlo vestido de Celtics desde el histórico Bird, y es que en Boston no hay muchas estrellas consagradas, sí basquetbolistas de calidad, con fundamentos de juego y alto IQ de baloncesto -saber cuál es la decisión correcta y realizarla-; Jaylen Brown (de casi 21 años) es la otra prueba y falta por ver al roble francés, Guerschon Yabusele, un poste que también anota de tres, en la mejor duela del mundo.

Tampoco está de más recordar que de estos Celtics únicamente hay cuatro jugadores (Brown, Al Horford, Marcus Smart y Terry Rozier) que repiten de la temporada anterior. Es tarea de Brad Stevens (en mi top 3 de coches en la NBA) el hacer que Boston se vuelva rápidamente un colectivo, cuestión que le tomará varios meses, tiempo en el que sus cracks (Irving y Horford, principalmente) cargan con la responsabilidad de puntos y defensa, menos mal (para amantes del basket y fans de los Celtics) que es una escuadra donde el equipo siempre es lo primero, lo único.

Es solo así como podrán ganar y pegarle más que un susto a los Cavs, que siguen sin parecerme un conjunto, aunque sí el gran favorito para ganar la conferencia por, además de la lesión de Hayward, que tienen a LeBron James y contra él, sigue sin haber defensa.

Deja tu comentario