¿Se jugará así el clásico?

Ezequiel Daray nos cuenta qué es lo que puede ocurrir en el gran partido de la Bundesliga.

299463
False

Bayern y Dortmund van a verse las caras en pocas horas, y será un gran choque que podrán disfrutar en todo Latinoamérica, a través de la pantalla de Fox Sports. Por empezar vale aclarar que se no se trata de un clásico histórico, ya que el Bayern solía rivalizar con el Hamburgo o con el Gladbach en otros tiempos. El Borussia Dortmund comenzó a brillar en los años 90, y a partir de ahí surgió la rivalidad.

Gran parte de la gente que irá mañana a la cancha o que lo verá por televisión, en todo el mundo, pertenece a esa generación, por lo que seguro tiene en la retina al gran Dortmund de Hitzfield, que ganó la Copa de Campeones a la Juventus en 1997, o el super equipo de Klopp, que se llevó dos Bundesligas al hilo y perdió la final de la Champions con el propio Bayern.

Esa historia reciente marca un dominio del Dortmund en el clásico muy marcado en la era Klopp. Una recuperación del Bayern, con el antecedente de la goleada 5 a 1 del equipo de Pep al de Tuchel y la última victoria de los de amarillo, por 1 a 0, sobre el equipo de Ancelotti, en el partido de ida.

Será un clásico afectado por las lesiones, porque Reus no está listo aún, tampoco el goleador de la selección, Schürrle, y dos jugadores vitales, como Weigl y Bartra, están complicados para llegar. Del lado de los bávaros no estará Neuer (le prenden velas para Madrid), Thomas Müller ni Costa.

Desde el punto de vista táctico veremos a un Bayern con el 4-2-3-1 al que Ancelotti se tuvo que adaptar (resignando su 4-3-3) y habrá que ver si Tuchel se anima a mantener su 3-2-4-1, o los dos laterales que forman el “4” bajan para formar una línea de cinco defensas.

Al Bayern le gusta manejar la pelota, hacerla circular y buscar el momento de meter un estiletazo con Robben, o con una pelota cruzada de Alaba para Lewandowski (otro que llega justo). Seguramente intente hacer un juego de posesión, aunque veremos cuánto le pesa en la cabeza el hecho de tener al Real Madrid a la vuelta de la esquina.

Al no estar Müller, será Thiago quien juegue por detrás de Lewandowski. Cada vez que el español se para en ese puesto se transforma en la figura del Bayern, porque tiene una precisión en el pase que en los últimos metros es letal. En la izquierda debería jugar Ribery, que no siendo el de antes es un peligro constante, sobre todo para una defensa que partirá con tres centrales.

Tuchel aprendió de la lección que le dio Guardiola en el Allianz, y seguramente haga un planteo más audaz. El estilo del BVB es más directo, porque tiene en Dembélé al dribleador más vertical de Europa y en Aubameyang a una de las liebres más veloces del planeta. Si juega Kagawa tendrá a una fuente de pelotas punzantes para el gabonés, y si lo hace Pulisic podrá abrir la otra banda, con otro gambeteador como Dembélé, pero con mejor visión para terminar las jugadas.

El juego del Dortmund va a ser cortar el circuito de fútbol del Bayern en la mitad de la cancha, y poner pelotas verticales para Aubameyang. No es casualidad que Ancelotti haya confirmado en la defensa a Boateng, ya que es uno de los centrales más rápidos de la Bundesliga. A una liebre hay que correrla con otra liebre.

Otra de las claves van a ser los guerreros de la mitad de la cancha. Bayern saldría con Vidal y Alonso para cortar y dar el primer pase, y Tuchel podría optar, si está en condiciones, por el talentoso Weigl, apoyado por Gonzalo Castro. La lucha de estos cuatro será importante, tanto para la posesión que esperamos del Bayern como para el vértigo y la sorpresa que imaginamos en el Dortmund.

Algo así debería ocurrir. El fútbol es tan lindo que nos puede sorprender con cualquier cosa, y en la Bundesliga nadie le gana a nadie antes de empezar el partido, y ni siquiera en el minuto 85. Se nos viene un gran encuentro por Fox Sports y prepárense a gritar goles porque, me olvidaba, se enfrentan los dos artilleros de la liga: Auba vs Lewy.

Deja tu comentario