La increíble historia de la periodista que peleó en MMA

La comentarista de las veladas de UFC en FOX Sports se dio el gusto, peleó y ganó por KOT2 un combate.

27122

Hay historias que merecen ser contadas. Esta tiene que ver con un talento de FOX Sports, Paloma Fabrykant, que forma parte de las transmisiones de UFC en nuestra pantalla. Ella, siempre clara en sus comentarios, decidió probar suerte en el octógono luego de llevar más de una década entrenando en deportes de contacto.

Primero llegó el karate y más tarde el Jiujitsu. La pasión por estas disciplinas despertó en ella la inquietud de explorar nuevos deportes de contacto. Así aparecieron en su vida las Artes Marciales Mixtas (MMA).

Nadie puede negar, hoy día, que la esencia de Paloma viene por el lado de la lucha. Su madre es escritora (Ana María Shua) y su padre fotógrafo (Silvio Fabrykant). Se crío en el seno de un hogar intelectual pero se sobrepuso a los prejuicios familiares para llegar a alcanzar su "sueño" de combatir. No sin antes fomentar el entrenamiento como premisa para lograr el objetivo final.

"El que verdaderamente lo sienta debería aprender a pelear. Hace muy bien tanto física como emocionalmente, ayuda a tener conducta y una vida ordenada en cuánto horarios, dietas y comidas. Para mi pelea tuve que hacer una dieta muy estricta, el hecho de tener por delante un combate ayuda a ser mucho más disciplinados"

En sus primeras palabras se nota la pasión que siente por el deporte y el entrenamiento. Misma pasión que la moviliza, desde hace muchos años, a defender desde la escritura (escribe para UFC desde 2008) o detrás de un micrófono (desde 2011 en FOX Sports) los deportes de lucha.


¿Cómo empezó el amor por los deportes de contacto?


-Llevo nueve años practicando karate, soy cinturón negro, Primer Dan. Eso te da un entrenamiento muy fuerte tanto físico como a nivel moral. Luego Jiujitsu, que es el que más resultado da en el octógono. Hace 4 años hago Jiujitsu. Yo no soy el target de la gente que suele pelear, a mis padres mucho no les gusta. No lo terminan de entender. Esto es para la gente que lo lleva en el alma. Vengo de una familia demasiado intelectual y me educaron con énfasis en la parte cerebral. Por eso había empezado a estudiar Letras. Jamás me estimularon para practicar deportes, la pasaba mal en las clases de gimnasia. Todo lo sublimaba a través de la escritura. Yo me sentía encerrada en mi cuerpo y con él no me entendía. Eso le pasa a muchas personas que sufren obesidad. Me empecé a sentir yo misma en karate y sentía que era más yo que lo que era escribiendo.


Paloma, con 19 años, se había ido a Europa a probar suerte como periodista y trabajaba para diferentes medios. Eso hizo que ella relegue la competencia y no pudiera destacarse. Años más tarde, ya dejando la cara de niña y siendo una mujer más madura, retornó al país y comenzó a enquistarse en su vida un increíble amor por el MMA.

Así fue como luego de deleitar a la teleaudiencia de FOX Sports todos los fines de semana con sus acertados y elocuentes comentarios en las veladas de UFC le "picó el bichito" por subirse al entarimado y medirse en pelea franca con otra competidora.

Se entrenó duro y alternó, como siempre, su actividad profesional periodística con la durísima rutina. Llegó el día.

El sábado 25 de febrero, Paloma debutó en Gualguaychú y pese a los nervios del comienzo le ganó por KOT2 a la combatiente correntina Constanza Zoilo. El orgullo de FOX Sports se sacó el gusto de combatir y, pese a las marcas y hematomas que hoy muestran su rostro y manos, logró redondear el sueño más pasional y de mayor adrenalina de estas casi tres décadas que acompañan su vida.

¿Cómo fue ese momento?

-A mis padres no les dije porque se iban a preocupar mucho. Entré con muchísimo nerviosismo. Por ser come?

Deja tu comentario