El crecimiento de la rivalidad Tri vs EEUU

Desde aquel choque entre ambos en el Mundial de 2002, este enfrentamiento ha venido a la alza

196671
False

No hay revancha que valga para la selección mexicana tras ese partido por los octavos de final en el Mundial de 2002 ante Estados Unidos. Tan solo son batallas menores.

El ‘clásico de la Concacaf’ más importante fue el de aquel 17 de junio de 2002 en Jeonju, Corea del Sur, donde el Tri encontró el doloroso fracaso contra el archirrival internacional, contra aquel que está permitido perder casi en todo, pero no en futbol. Una huella indeleble (2-0) para el futbol mexicano, que quizá solo tenga redención en otra Copa del Mundo.

Ambas selecciones se han seguido viendo año con año y conocen de primera mano los mejores y peores momentos del némesis. Ahora ambas fuerzas de la zona de Norte, Centroamérica y el Caribe vuelven a medirse, en un cotejo mucho menos importante de aquel mundialista.

Pero, ¿cómo han crecido México y Estados Unidos desde ese día en que la rivalidad mutó?

2003: México iniciaba el que sería uno de sus mejores procesos. El primer éxito de la era de Ricardo La Volpe inició con el título de la Copa Oro de este año contra Brasil. Mientras Estados Unidos ganó el tercer lugar de ese torneo, como un bajo consuelo después del ridículo en la Copa Confederaciones, en la cual quedó en último lugar sin haber ganado un juego.

2004: Iniciaron las eliminatorias hacia el Mundial de Alemania 2006, donde ambos ‘gigantes’ lucieron muy superiores al resto. La Volpe cumplió y llevó ‘caminando’ a su equipo, sin embargo en los Juegos Olímpicos de Atenas, el conjunto azteca se quedó en la fase de grupos.

2005: Año exitoso para ambos equipos. Estados Unidos ganó la Copa Oro. México en cambio alcanzó quizá el mejor juego en toda su historia moderna en la Copa Confederaciones de Alemania. El punto máximo del ‘lavolpismo’ alcanzó para el cuarto lugar.

2006: Gran Mundial del Tri que al igual que el año pasado encontró su fin a la primera de cambio ante Argentina; Estados Unidos decepcionó al quedar último de su grupo en Alemania 2006.

2007: México y Estados Unidos fueron a la Copa América. El Tri dio una de sus mejores actuaciones en la justa sudamericana (la última buena), antes de ser eliminado (3-0) por Argentina y ganar el tercer lugar contra Uruguay. La selección de las Barras y las Estrellas fue última del Grupo C al perder cada uno de sus tres partidos.

2008: Estados Unidos dio la impresión de poder hacer más en los Juegos Olímpicos de Beijing, sin embargo no pasó de la fase de grupos. Ese año continuaron las eliminatorias hacia el Mundial de 2010. Ya con Bob Bradley, el equipo anglosajón arrasó con la clasificación, mientras que el del sur empezaba a aflojar en la zona, se complicó la vida y el resultado fue el despido de Eriksson.

2009: El gran momento en la historia del futbol de Estados Unidos se vivió en este año. El abanderado de Concacaf llegó a la Final tras vencer 2-0 a España (campeón de Europa y eventual campeón del Mundo). El premio de consolación para el Tri fue ganar la Copa Oro en duelo directo.

2010: Ambos equipos fueron despachados en octavos de final, pero al menos Estados Unidos quedó como líder de su grupo. Mientras que el Tri nunca terminó de convencer.

2011: El cenit de José Manuel de la Torre con México. En la Copa Oro se vio por encima del resto de la zona, que encontró su cumbre con una remontada 4-2 ante Estados Unidos. El equipo ‘azteca’ también jugó una lastimera Copa América con equipo alternativo.

2012: Máxima consecución en un deporte de conjunto para México. El equipo de Luis Fernando Tena hizo lo impensado y labró todo el camino hasta la Final, donde arrebató a Brasil la única gloria que le faltaba: el Oro Olímpico.

2013: Un año después, la debacle. Uno de los peores momentos en la historia del Tri, con ‘aztecazos’ y derrotas de visitante que lo dejaron con una fracción de boleto al Mundial. Además de un desempeño históricamente malo en Confederaciones. En cambio fue un ciclo tranquilo para Jurgen Klinsmann, quien logró el primer lugar de la eliminatoria a Brasil y ganó la Copa Oro.

2014: Ambos se quedaron en octavos de final. El fatalismo de México volvió a latir al quedar fuera a pesar de un estilo dominador y buenas sensaciones en la cancha.

2015: Año de Copa Oro, donde empezará a descubrirse cuál de los dos gigantes será quien domine en esta ocasión.

En los tiempos posteriores a aquel fatídico día que dejó marcado el 'clásico de Concacaf', México perdió terreno en las eliminatorias, en el campo de batalla, pero ha crecido fuera de la zona; un poco más que Estados Unidos, que sigue siendo una amenaza que solo se justificó en 2009.

Deja tu comentario