¿Clásico o morbo? Colombia tiene con qué ganar

Oscar Córdoba palpita en exclusivo para FOXSportsLA.com el partidazo que jugarán la Argentina y Colombia en el Monumental. Además, recuerda el 5-0 del 93.

105099
False

¿Clásico o morbo? Todos los colombianos y argentinos esperamos este duelo, para ver si se desquitan o por el contrario no fue un accidente del fútbol, como dicen muchos, y podemos repetir ese partido. Desde el 5-0, los colombianos lo sentimos como un clásico de la región.

Hoy en día, los resultados y la madurez de nuestros jugadores en tierras lejanas y propias, y sobre todo su protagonismo en los torneos de mayor renombre, nos pone en una igualdad de condiciones. Además, los últimos resultados en la tabla de clasificación y el buen momento de los nuestros nos dan un plus de motivación que nos deja soñar con una victoria y sobre todo con un gran partido.

Es que Colombia tiene una lista de jugadores, tanto titulares como suplentes, de primera línea. Si cabe esa palabra en este grupo, cualquier selección desearía tener en sus líneas los millones que rodean a nuestros jugadores, que nos han posicionado en el mapa del futbol mundial. En el pasado éramos simples acompañantes de las figuras. Hoy en día tenemos a los Falcao, los Rodríguez, los Cuadrado, los Teo, por citar algunos ejemplos, y sentimos que pertenecemos a la elite del fútbol mundial.

Nos sentimos con la autoridad de llegar con respeto y mucha confianza al Monumental para disfrutar. Digo disfrutar este partido porque eso es lo que han aprendido nuestros jugadores y los hinchas en esta etapa.

Por su parte, la Selección Argentina tiene figuras como Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Javier Mascherano, Ángel Di María, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero, pero es muy “Messi-dependiente” y me atrevo a decir temerosa. Ojo, no hemos visto a este equipo jugar sin su mejor ficha. 

Por la fecha del año encontraremos un Monumental frío, con baja temperatura y mucho viento. Una linda cancha para jugar un buen fútbol. Ese mismo viento, que aleja el calor del hincha en esos momentos claves y lo deja huérfano de ese apoyo, encontrará a un técnico como José Pekerman, de sus entrañas, que conoce claramente el interior y características de esta selección dada por su historia con la Albiceleste y sus procesos.

Creo que tenemos el mejor escenario para traernos un resultado positivo de este campo tan difícil pero tan cómodo para nuestros jugadores, donde pudieron jugar en el pasado.

Un partido que si sale redondo nos dejará la mesa servida para rematar esta convocatoria con una Ecuador, que enfrentará a un duro rival como Perú, y jugándonos el compromiso más importante para Colombia y sus aspiraciones a Brasil 2014.

Un café con el arquero 5-0

- ¿Como te sentías antes del partido?

- Tenía apenas 23 años en mi primera eliminatoria. Cerrar en una de las canchas con más historia del fútbol argentino, para nosotros los colombianos, era un sueño.

- ¿Qué pasó en las noches previas al partido?

- Nos invitaron una noche al programa más visto de la televisión argentina, el de Marcelo Tinelli, pero por obvias razones no aceptamos. Hubo convocatoria para hacernos bulla toda la noche pero nada de eso nos inquietó para descansar.

- ¿Ese uniforme tan extraño, de donde salió?

- Mi representante me llevó el uniforme que luciría ese partido. Para mí era bonito y extraño, diría que el especial para dicha velada. Años después lo cambié con el arquero de una selección con la que nos enfrentamos en el estadio de Armenia.

- ¿Qué pasó antes, durante y al final?

- Nos rompieron los vidrios del micro. Pero estábamos en éxtasis. No veíamos la hora de jugar. “Fausto” llamó a su madre desde la mitad del campo. Antes de calentar, pasó el avión a pocos metros del estadio. Argentina atacando, nosotros defendiéndonos. Muy enredado estaba, con muchos nervios. Pero cuando Freddy marcó ese primer gol pensábamos que se nos venía el mundo encima. Y así pasó. Sólo que logramos aguantar los 15 minutos del arranque para el segundo tiempo. Luego, cayeron el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto. Un sueño del que nunca queríamos despertar, el juego perfecto. Goles y nada en contra, lo que todo aficionado sueña cada vez que compra su boleta para ir a la cancha.

- ¿Qué sientes el día de hoy?

- Nostalgia de no poder estar en la cancha, sentir el temor, el nervio del gladiador que preparo todo el año para estos partidos, pero que no sabe lo que puede pasar. Tristeza de escuchar que lo peor que le pudo pasar al fútbol colombiano fue haber ganado por ese marcado. Pero ¿quién me quita lo bailado? Ahí estuve y disfruté cada segundo en la cancha. Hoy pongo el video y  me alegro con cada jugada, con cada amague y con cada atajada que me salió esa noche. Hoy me siento orgulloso de haber sido el arquero de ese 5-0. Cuando llegue a jugar para Boca, la gente me preguntaba quién había sido el arquero de ese partido. Pocos se acordaban de mi participación…

- ¿Dónde vas a ver este partidazo?

- En mi casa, rodeado de mi familia y sintiendo la nostalgia de no poder estar de nuevo ahí. Si bien nunca  pude lucir  esa camisa amarilla, hoy me la coloco con toda la alegría y orgullo para ver mi selección Colombia.

Deja tu comentario