La aprobación de boxeadores profesionales en los Juegos Olímpicos ha levantado muchos comentarios al respecto.

Uno de los que dio su parecer en México es el entrenador Nacho Beristáin, quien considera la decisión de AIBA como una traición hacia el verdadero boxeo puro del amateurismo.