Bayley soprendió a todos para sacar de la nada un Bayley to Bayley para derrotar a Alexa Bliss en el arranque del NXT.

Alexa estuvo a punto de llevarse el triunfo sobre Bayley pero solo logró llevar a la ex campeona de la división femenil de NXT hasta dos tras un tremendo bombazo. Ambas intercambiaron intentos de pinfalls hasta que la ex campeona conectó un Bayley to Belly.

Luego de su victoria, Bayley tomó el micrófono para desafiar a Nia Jax a un combate para TakeOver.