El entrenador del Bayern Múnich, Julian Nagelsmann, dijo que la acumulación de bajas que tiene su equipo para el partido de mañana contra el Borussia Mönchengladbach representan un desafío estimulante para un entrenador.

“Nos estamos preparando y partimos de la base de que el partido se va a jugar. Es un duro reto pero para un entrenador es estimulante, tienes que pensar con cuidado, cambiar esquemas, probar a jugadores en posiciones distintas”, dijo Nagelsmann en la conferencia de prensa.

Nagelsmann comentó que el club le había planteado la situación a Liga Alemana de Fútbol (DFL), las bajas por covid ya son diez, pero que cree que el final el partido se jugará.

La norma indica que si un equipo tiene al menos 16 jugadores a disposición el partido debe jugarse.

Ante las bajas de 9 jugadores por coronavirus el Bayern ha recurrido a seis futbolistas de la cantera y al veterano Nicolas Feldhahn, de 35 años, actualmente capitán del segundo equipo que juega en la cuarta categoría del fútbol alemán.

Entre los canteranos destaca la presencia de Arijon Ibrahimovic y Paul Wanner, ambos de 16 años, que, de tener minutos mañana, podrían convertirse en los jugadores más jóvenes en disputar un partido oficial con el Bayern.

Ese récord lo tiene hasta ahora Jamal Musiala.

También fueron incorporados al primer equipo Bright Arrey-Mbi, de 18 años, Taylor Both, de 20, Jamie Lawrence, de 19, y Lucas Copada, de 17.

Parte de los refuerzos estaban con la concentración de la sub-17 del Bayern en España y tuvieron que regresar de urgencia a Alemania.

El Bayern no podrá contar con Manuel Neuer, Dayor Upamecano, Lucas Hernández, Tanguy Nianzou Alphonso Davies, Omar Richards, Corentin Tolisso, Kingsley Coman y Leroy Sané, quienes han dado positivo de covid-19.

Además, Bouna Sarr y Eric-Maxim Choupo Moting están con sus selecciones en la Copa de África.

Josip Stasinic es baja por lesión y Leon Goretzka, con un problema de rodilla, solo ha entrenado en solitario.

El Bayern es líder de la Bundesliga, con nueve puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund.

El partido de mañana tiene algo especial puesto que el Gladbach eliminó al Bayern de la Copa de Alemania con una goleada por 5-0.

Las numerosas bajas llevaron a plantear un aplazamiento del partido pero todo indica que la Liga Alemana de Fútbol (DFL) no parece dispuesta a aceptar una solicitud en ese sentido.

El primer ministro bávaro, Markus Söder, terció en la discusión y se manifestó a favor de un aplazamiento alegando que en la situación actual no había igualdad de condiciones.

El Gladbach tambiénn tiene cuatro bajas por coronavirus.

EFE