El expresidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, explicó ante el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona que no tenía “ningún conocimiento” de las cuentas de las redes sociales dedicadas a difamar al empresario Jaume Roures, quien se ha querellado contra él por calumnias e injurias en relación al con el caso ‘Barçagate’.

En la declaración que hizo este lunes y a la que ha tenido acceso EFE, Bartomeu insistió en que “ni siquiera” participó “en ninguna de esas cuentas” ni dio “ninguna orden ni instrucción para nada” a la empresa Nicestream para que creara esos perfiles.

Además, dijo que no conocía “a nadie que haya hecho esto” y que no había visto el contenido de las cuentas ‘Jaume, un film de terror’ (Facebook) y ‘Jaume de terror’ (Twitter) hasta que leyó la querella.

Según Bartomeu, las cuentas de Facebook del ‘Barçagate’ “formaban parte del monitoreo” contratado a la empresa Nicestream, pero recalcó que en “ningún momento” sabe “quién las ha creado ni quién está detrás”.

Por otro lado, el expresidente de la entidad azulgrana admitió que conoció a Carlos Ibáñez, el propietario de Nicestream, en octubre de 2017: “En aquel momento, debido a diferentes situaciones, el caso Neymar, y todo el caso del ‘procés’ con las detenciones necesitábamos tener información de las redes“.

“A raíz de preguntar a algunas personas, el señor Jaime Malet me presentó a Nicestream y al señor Ibáñez. Vino un día a mi despacho y nos reunimos con el señor Óscar Grau (exdirector general del club) y el señor Jaume Masferrer (la mano derecha de Bartomeu). Como era lo que yo buscaba, decidí contratarle. Fue la primera y la última vez que vi al señor Ibáñez”, sentenció.

Bartomeu consideró ante la jueza Alejandra Gil que “hay que ponerse en la situación de ese momento social en Cataluña“. Según él, entonces “había patrocinadores preocupados por el futuro del club y qué pasaría con las competiciones”.

Este lunes también declaró por la misma querella Jaume Masferrer, el asesor de la presidencia durante el mandato de Bartomeu, y EFE también ha tenido acceso a su contenido.

A diferencia del expresidente, Masferrer admitió ser conocedor de las cuentas “‘Jaume, un film de terror’ y ‘Jaume de terror’, aunque la segunda dijo que supo de su existencia cuando tuvo “la ocasión de leer la querella del señor Roures”.

“Tuve conocimiento con anterioridad de la cuenta de Facebook ‘Jaume un film de terror’, porque se nos reportaba en unos informes residuales el comportamiento y su evolución. Eran informes muy reducidos, de cinco a seis páginas. De esos informes yo miraba la evolución de esos canales, las métricas que daban, el número de seguidores, el número de retuits. Yo no recuerdo que hubiera mensajes concretos“, relató Masferrer.

Además, dijo que se le comunicó que existía y que era “una suerte de hemeroteca de noticias que se publican alrededor de Jaume Roures y por extensión de su compañía Mediapro”.

Por otro lado, admitió que no puede “jurar que no hubiera algún mensaje que saliera en algún informe”, pero que no lo recuerda. “Si existía me lo leí seguro, pero si había alguno era muy poco, porque eran informes de seis o siete páginas y cuatro estaban ocupadas por las métricas”, añadió.

Lo que sí dejó claro Masferrer es que “nunca” le pidieron los trabajadores de I3 Ventures (filial de Nicestream) opinión sobre algún mensaje. “Nunca, rotundamente nunca. Porque eran noticias”, apuntó.

Preguntado por el motivo de que fuese el único canal de los creados por Nicestream que tenía nombre y apellidos, Masferrer se explayó ante la jueza: “Probablemente, Jaume Roures sea una de las personas más relevantes para entender el ecosistema del Barça. A través de su compañía, Mediapro, había trabajado para el club y dejó de hacerlo durante la presidencia del señor Bartomeu”.

Además, Masferrer consideró que “es una persona que ha tenido una relación de hostilidad, beligerante, tensa con la junta de Bartomeu y la de Sandro Rosell”.

“Es una persona, él y su compañía, que tienen interpuesta alguna querella contra el club y algún proceso de impago todavía vigente”, explicó.

Así, “en vista a todo este escenario, y teniendo en cuenta que había hecho una oferta por los ‘naming rights’, cuando se nos propuso el reporte de estas noticias nos pareció de muchísimo interés”, sentenció Masferrer.

Respecto al lenguaje que se utiliza en estas cuentas de Facebook, Masferrer admitió que “es evidente que son noticias críticas“. Pero, preguntado por si le parece injurioso, respondió que “francamente no”.

“Por lo que yo he podido ver, no me parece que esté fuera de tono teniendo en cuenta el lenguaje que se acostumbra a utilizar en las redes. Si usted me pregunta si lo autorizaría, mientras fuera a este nivel, no hay ningún comportamiento fuera de lugar“, recalcó quien fuera la mano derecha de Bartomeu.

Los dos, junto con Óscar Grau, Carlos Ibáñez y Román Gómez-Ponti (exjefe de los servicios jurídicos del club), también están investigados por posible administración desleal y corrupción entre particulares en la causa del ‘Barçagate’.

EFE