El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, aseguró que el Espai Barça es “una gran oportunidad” para que la entidad pueda “seguir creciendo y compitiendo a un alto nivel” y animó al socio culé a participar en el referéndum telemático que se celebrará el próximo 19 de diciembre y en el que debe autorizar la financiación del proyecto, que ascenderá a 1.500 millones de euros.

El Espai Barça no es un gasto; es una inversión que puede generar unos grandes beneficios al FC Barcelona”, insistió este miércoles Laporta durante la presentación, en el Auditorio 1899 del Camp Nou, de la nueva consulta, “la primera exclusivamente telemática en la historia del club”, destacó.

En 2014, el socio aprobó en otro referendo, pero en aquella ocasión presencial, el Espai Barça. “Y desde entonces solo se han invertido en él 145 millones. Ahora, nuestra obligación es culminar el proyecto después de haber hecho todas las modificaciones necesarias”, apuntó Laporta.

El nuevo Espai Barça contempla la reforma integral del Camp Nou, que tendrá una capacidad para 105.000 espectadores, y la construcción de un nuevo Palau Blaugrana con 15.000 asientos y otro pequeño Palau con una pista de hielo.

El club desea empezar las obras del Camp Nou en 2022 y espera que estén acabadas en 2025. El primer año, el tercero y el cuarto, el estadio seguirá en funcionamiento, aunque habrá una parte inhabilitada por las obras. En el segundo año (2023-24), el equipo deberá jugar en otro estadio.

Ferran Reverter explicó que todavía no han decidido que estadio utilizarán como alternativa: “Está la opción de Montjuïc, siempre ha estado ahí como probable destino. Lo que es seguro es que no saldremos del núcleo urbano de Barcelona”.

El director general del FC Barcelona añadió a qué se destinarían esos 1.500 millones, que el club pretende financiar a 35 años, con una carencia inicial 5 años: 900 millones para reformar el Camp Nou, 420 millones para la construcción del nuevo Palau Blaugrana, el pequeño Palau, la pista de hielo y un aparcamiento para autobuses, 100 millones para la construcción del campus, 60 para inversiones varias y 20 para el Estadio Johan Cruyff, que ya está en funcionamiento.

Este crédito de 1.500 millones se devolverá “con los 200 millones de euros anuales” que, según Reverter, el Barça estima ingresar con los nuevo palcos VIP, los nuevos patrocinadores, las espectáculos y conciertos que se organizarán en el nuevo Palau Blaugrana, los derechos de los nombres del Camp Nou y el Palau y los ingresos adiciones, fundamentalmente de restauración, que reportará el nuevo campus.

“Las obras no constarán dinero al socio, no pondrán en riesgo la gestión deportiva y nunca se hipotecará el patrimonio del club como garantía”, subrayó el CEO del Barça, quien dijo que es “prácticamente seguro” que la financiación del proyecto correrá a cargo de Goldman Sachs.

En el referendo podrán participar los socios mayores de 18 años que tengan, como mínimo, un año de antigüedad y que votarán a través de la web del club (fcbarcelona.com), a la que podrán acceder desde cualquier ordenador, móvil o tablet.

EFE