La junta directiva del Barcelona, presidida por Joan Laporta, se ha asegurado 55 millones de euros de ingresos para el curso 2021-2022 gracias a haber hecho una provisión (incluida en las pérdidas de 481 millones del curso 2020-2021) para unos posibles costes de los litigios que había abiertos con Neymar, que han quedado en nada tras llegar a un pacto ambas partes.

Así lo ha avanzado el portal ‘2Playbook’, que explica que desde los despachos del Camp Nou se asegura que esta maniobra la “exigía la legislación” y que no había ningún acuerdo con Neymar cuando se cerraron las cuentas de la temporada 2020-2021 el pasado 30 de junio.

El pacto con el exazulgrana se anunció el 26 de julio y comportó que Neymar renunciase a su reclamación de 54 millones de euros al Barça a cambio de que el club dejara estar los 16,7 millones que le pedía. En total, había cuatro demandas entre Neymar y el Barcelona.

Además de una provisión por estos litigios, la junta de Laporta hizo otra de aproximadamente 45 millones por las dos inspecciones abiertas de la Agencia Tributaria. Todo lo que sea no tener que hacer uso del total de esa cantidad también supondrá ingresos para el curso presente.

EFE