Alfred Schreuder, auxliar técnico de Ronald Koeman, confesó al medio holandés ‘AD’ sobre sus primeros meses en el Barcelona.

“Ronald visitaría al Hoffenheim como seleccionador holandés, y yo era el entrenador. Pero luego vino el coronavirus. Al final, nos encontramos mientras estábamos de vacaciones en Ibiza. Ronald me dijo: ‘nunca se sabe si necesitaré un ayudante nuevamente en el futuro’. Luego llegó el 8-2 en el Barcelona-Bayern y tres días después sonó el teléfono: “¿Quieres venir conmigo ahora?” ‘¡Sí, claro!”’, explicó sobre cómo se dio su llegada al conjunto culé.

“Messi ya ha recibido cinco o seis golpes en partidos. Sin público, literalmente escuchas lo que los oponentes se dicen entre sí. Cuando Leo recibe la pelota, escuchas: ‘¡Haz falta! ¡Derríbalo a patadas!’ Pero eso no funciona y luego lo golpean. Así, con la palma de tu mano. Eso siempre sería roja en Holanda. ¿Aquí en España? Amarilla”, sobre los golpes que recibe ‘La Pulga’. 

“Él se acercó a nosotros: “Alfred, no hace falta, ya lo he puesto al día”. Ese es Messi: lo ve todo. Él lo entiende todo, vigila todo lo que concierne al equipo y ya está pensando en el futuro, como nosotros”, confesó sobre la relación que tienen con el capitán blaugrana.