El Comité Ejecutivo de la UEFA ha aprobado este martes una serie de medidas especiales para la Eurocopa 2020.

Ante determinadas contingencias que puedan surgir por la pandemia de la covid-19, entre ellas incrementar de 23 a 26 el número de jugadores convocados por cada selección.

No obstante, la UEFA precisa que el número máximo de jugadores que se podrán inscribir para cada partido será de 23.

El reglamento permite un número ilimitado de sustituciones en la relación en caso de lesión o enfermedad grave antes del primer partido.

Los futbolistas que den positivo o que sean declarados como ‘contactos cercanos’ de una persona que haya dado positivo por covid-19 se considerarán casos de enfermedad grave.

Por lo tanto, pueden ser sustituidos antes del primer partido con la aprobación de la administración de la UEFA.

Esta nueva normativa también permitirá sustituir a los porteros antes de cada partido durante el torneo en caso de incapacidad física.

“Para garantizar la integridad de la competición, un jugador que haya sido sustituido en la lista de jugadores no podrá ser readmitido en ella”, apunta la UEFA.