El Atlético Mineiro exigió a Conmebol que imponga un castigo severo a los jugadores y miembros de la delegación del Boca Juniors.

Luego de los incidentes violentos que promovieron tras el partido en el que fueron eliminados de la Copa Libertadores.

“Las escenas de violencia ampliamente divulgadas por los medios evidencian, de forma inequívoca”.

“Que toda la confusión fue provocada por los jugadores y empleados del club argentino”, señaló la dirección del club brasileño.

“No se admite que en una competición de alto nivel, como la Copa Libertadores, haya espacio para este tipo de comportamiento y conducta antideportiva”.

“Razón por la cual el Atlético Mineiro exige de la Conmebol severa punición a los infractores”, agrega el comunicado.