Joao Félix se reincorporó a
los entrenamientos del Atlético de Madrid tras dar negativo en la
prueba de COVID-19, y realizó al margen del grupo la última sesión antes
de visitar este miércoles al Levante en el partido aplazado de la
segunda jornada.

El portugués, que se ha perdido por el
coronavirus los dos últimos encuentros contra el Celta de Vigo (2-2) y
el Granada (1-2), se ejercitó por primera vez desde su positivo en el
mismo terreno de juego que el resto de sus compañeros, pero hizo
ejercicios en solitario y no formó parte del partidillo.

Con esta
reincorporación, podría formar parte de la convocatoria que jugará
mañana en el Ciudad de Valencia, aunque no en el once
titular, en el que sí estará el uruguayo José María Giménez, que
completó por segundo día consecutivo el entrenamiento tras ser baja en
Granada por unas molestias, y se afianza en el centro de la defensa,
según lo ensayado por el equipo.

"Joao Felix está bien, no ha tenido muchos síntomas que lo hayan dejado fuera
de poder entrenarse a partir del tercer o cuarto día en su casa, estuvo
trabajando con los 'profes' (preparadores físicos), esperando volver,
con ganas y entusiasmo. Es saludable y buenísimo poder contar con él
mañana, y a partir de lo que creamos oportuno decidiremos qué hacer",
compartió Diego Simeone en conferencia de prensa.

La sesión contó con el retorno
del extremo Víctor Machín, 'Vitolo', baja ante el Granada por
gastroenteritis aguda, y también participó en la primera parte del
entrenamiento el belga Yannick Carrasco, ausente el lunes por
dosificación de cargas, aunque no jugó en los partidillos dispuestos por
el cuerpo técnico rojiblanco.

Aún no se incorporaron con el
grupo los franceses Moussa Dembélé y Thomas Lemar, ni el mexicano Héctor
Herrera, todos ellos pendientes de tener un resultado negativo en las
pruebas de la COVID-19 que les permita retornar a la disciplina del
grupo y que no llegarán a estar contra el Levante.