El Atlético de Madrid va a solicitar con carácter de urgencia al
Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) la
suspensión cautelar de la sanción de la Federación Inglesa a Kieran Trippier, por la cual había apelado a la FIFA, que ha
desestimado su petición.

El conjunto rojiblanco solicitará la
suspensión cautelar de la sanción inmediatamente, según confirmaron a
EFE fuentes del club madrileño, después de haber conocido este lunes que
el Comité de Apelación de la FIFA desestimaba su apelación y confirmaba
el "efecto mundial" de la sanción de la FA al lateral inglés.

Trippier
fue sancionado el 23 de diciembre por "mala conducta en relación con
las Reglas de Apuestas" del organismo inglés, lo que suponía diez
semanas sin jugar ni entrenar y una multa de 70 mil libras (78 mil 500
euros).

Según el comunicado de la FA, se le atribuían "siete
supuestas infracciones de la Regla E8 (1) (b) durante julio de 2019",
antes de su fichaje por el Atlético de Madrid, de las que "una comisión
independiente" comprobó "cuatro de los supuestos incumplimientos". Los
otros "tres fueron desestimados en una audiencia personal".

Desde
que conoció la sanción, los 'Colchoneros' se sintieron perjudicados. "Me parece
sumamente injusto que el Atlético de Madrid se vea en esta situación
cuando sale beneficiada la Federación Inglesa, que es la que toma la
decisión a partir de esa resolución", dijo el entrenador Diego Simeone,
tras el primer duelo de baja de Trippier.

El lateral inglés se
perdió por esta decisión el duelo de la decimosexta jornada de La Liga
contra el Getafe, y tampoco pudo jugar la siguiente jornada ante el
Alavés, el mismo día en que se confirmó la suspensión cautelar de la
sanción por la FIFA, ya que no había entrenado ni se había desplazado a
Vitoria, sede de aquel partido; pero sí retornó al césped del rojiblanco
el martes pasado ante el Sevilla.