El Atlas se ha llevado ventaja de 1-0 sobre Puebla en la ida de cuartos de final, disputada en el Estadio Jalisco, gracias a un gol lleno de polémica de Jairo Torres.

Un partido que comenzó con acercamientos de ambos bandos a las área y que en su parte inicial terminó sin goles, pero con dos bajas importantes, una por equipo.

Primero fue Christian Tabó, quien a los 20 minutos de juego dejó su lugar en la cancha a Santiago Ormeño tras hacer evidente una molestia muscular que le impidió continuar.

Más tarde, ya sobre el final del primer tiempo, fue Renato Ibarra quien quedó fuera del cotejo al resentirse de una lesión también de índole muscular, dando entrada a Brayan Trejo.

La más importante de los primeros 45 minutos fue para la Franja, tras centro de George Corral que Juan Pablo Segovia remató de cabeza para reventar el poste derecho de la portería de Camilo Vargas.

En el arranque del complemento, el Atlas tuvo su primer aviso sobre la portería poblana con un buen disparo de Jairo Torres que Anthony Silva rechazó con eficacia.

El marcador por fin se abrió a los 59 minutos de partido por cortesía de Jairo Torres, quien aprovechó un exceso de confianza de Maximiliano Perg para poner el 1-0, ante la polémica por un aparente fuera de juego.

Tras el tanto, los Rojinegros se dedicaron a bajar el ritmo para mantener la ventaja, lo cual terminaron por conseguir.

Así, Puebla se verá obligado el próximo sábado a conseguir un triunfo de 1-0, o en caso de recibir gol del Atlas, imponerse por dos o más de diferencia.