Los Cowboys han protagonizado una remontada histórica este domingo, luego de ir abajo por 19 puntos ante los Falcons para terminar llevándose la victoria por marcador de 39-40, gracias a un gol de campo de último segundo de Greg Zuerlein.

Ni el más optimista aficionado de Dallas se hubiera imaginado un triunfo luego de terminar el primer cuarto perdiendo 20-0 y con tres balones sueltos incluidos, además de un intento de engaño en cuarta oportunidad totalmente fallido.

Antes del descanso, Dallas apenas había logrado reducir un punto la desventaja y la segunda mitad lucía más que complicada, ya que solo una vez en la historia de la franquicia habían remontado una desventaja de 19 puntos.

El tercer cuarto marcó el despertar de la Estrella Solitaria, que con Ezekiel Elliot y Dak Prescott lograron acercarse 24-29 en el marcador, no sin antes llevarse un tremendo susto ante una posible conmoción de su QB estrella, que afortunadamente para el conjunto texano no se dio.

Atlanta tuvo la oportunidad de terminar con el juego, pero no lo hizo y se conformaron con un gol de campo que puso las cosas 39-24 a falta de ocho minutos de juego.

Los Cowboys anotaron y buscaron la conversión, misma que fallaron, lo cual los ponía de nueva cuenta a dos posesiones de la remontada, algoque lucía casi imposible.

Pero la defensiva de Dallas hizo lo suyo y en ofensiva, los de Mike McCarthy recorrieron más de 70 yardas en poco más de un minuto para colocarse a solo dos puntos de distancia, con 1:49 por jugar.

Lo imposible ocurrió. Greg Zuerlein pateó corto, con el ovoide rodando lentamente para apenas superar las 10 yardas y permitir que Dallas lo recuperara.

Un lanzamiento hacia Cee Dee Lamb bastó para colocar a los Cowboys en zona de gol de campo, mismo que Zuerlein no desperdició, concretando la espectacular y dramática voltereta, que da a los Cowboys su primera victoria de la temporada, mientras Atlanta ya acumula dos derrotas.