Real Madrid llegó rodeado de una multitud al Santiago Bernabéu, horas antes del gran choque de semifinales ante Manchester City.

El conjunto merengueempató en la ida por 0 a 0, donde no contó con Cristiano Ronaldo.